Inglés Francés Italiano

Bernardita Soubirous

Bernardita Soubirous (Bernardette)

Santa Marie Bernard Soubirous (Bernardita o Bernardette) nació el 7 de enero de 1844 en el pueblo de Lourdes. Era la mayor de varios hermanos. Sus padres vivían en un sótano húmedo y miserable, y el padre tenía por oficio recoger la basura del hospital.

Desde pequeña, Bernardita tuvo una salud muy delicada a causa de la falta de alimentación y del lamentable estado de la casa donde vivía. En los primeros años sufrió la enfermedad del cólera que la dejó sumamente debilitada. Luego, a causa también del frio clima del invierno, Bernardita adquirió desde los diez años la enfermedad del asma.

Tiempo después de las apariciones, Bernardita fue admitida en la Comunidad de Hijas de la Caridad de Nevers. En julio de 1866 comenzó su noviciado y en septiembre de 1878 pronunció sus votos, falleciendo unos meses después, el día 16 de abril de 1879.

La vida de Bernardita estuvo llena de penalidades y enfermedades incluso después de las apariciones. Pero todas estas penurias no hicieron sino consolidar y agrandar su fe y amor en Dios y en la Virgen María. En sus primeros años con las monjas, la santa jovencita sufrió mucho, no sólo por su mala salud, sino también a causa de las malas relaciones que tuvo que soportar de parte de la Madre superiora, que no creía en sus enfermedades.

En su comunidad, la santa se dedicó a ser enfermera y sacristana. Cuando ya le faltaba poco para morir, llegó un Obispo a visitarla y le dijo que iba camino de Roma, que le escribiera una carta al Santo Padre para que le enviara una bendición, y que él la llevaría personalmente. Bernardita, con mano temblorosa, escribe: "Santo Padre, qué atrevimiento, que yo una pobre hermanita le escriba al Sumo Pontífice. Pero el Sr. Obispo me ha mandado que lo haga. Le pido una bendición especial para esta pobre enferma". A su regreso, el Obispo le trajo una bendición especialísima del Papa y un crucifijo de plata que le enviaba de regalo el Santo Padre. El 16 de abril de 1879, estando ya muy mal de salud y teniendo apenas 35 años, exclamó emocionada: "Yo vi la Virgen. Sí, la vi, la vi ¡Que hermosa era!".Y después de unos momentos de silencio dijo emocionada: "Ruega Señora por esta pobre pecadora", y apretando el crucifijo sobre su corazón falleció.

A los funerales de Santa Bernardita asistió una gran multitud de personas. 30 años después de su muerte, el cadáver fue exhumado y hallado en perfecto estado de conservación. Unos años después, poco antes de su beatificación, efectuada el 12 de Junio de 1925, se realizó un segundo reconocimiento del cuerpo, el cual seguía intacto.

Santa Bernadette fue canonizada el 8 de Diciembre de 1933. Su cuerpo incorrupto todavía puede verse en el Convento de Nevers, dentro de un féretro de cristal. La festividad de la Santa se celebra el 16 de Abril.

Las Apariciones 

En 1858, cuando Bernardita tenía 14 años, la Virgen se le apareció en 18 ocasiones.

La Gruta - © Sanctuaires ND de Lourdes_EURL Basilique du RosaireLa primera fue el 11 de febrero. Bernardita y otras dos niñas fueron a recoger leña. De repente, en la gruta donde se encontraba, vio una luz con forma de una joven. La Aparición y Bernardita no intercambian palabra alguna, hacen la señal de la cruz.

La segunda fue el 14 de febrero. La Señora le sonríe, pero sigue sin hablar.

En la tercera, el 18 de febrero, Bernardita le pregunta su nombre. La Aparición no se lo dice de momento y le propone una cita diaria durante quince días.

Del 19 al 23 de febrero tienen lugar las apariciones cuarta, quinta, sexta y séptima. La Señora y Bernardita se hablan, son citas de confidencias. Mientras, las autoridades acusan a la pequeña joven de perturbar el orden público y la amenazan con meterla en la cárcel.

Del 24 de febrero al 1 de marzo se producen las siguientes apariciones, de la octava a la doceava. Es aquí donde Bernardita, guiada por la Señora, descubre en la gruta la fuente donde beber y lavarse. Al principio es agua fangosa, pero pronto sale clara y limpia.

Del 2 al 4 de marzo se producen las tres siguientes, en donde la Señora le dice a Bernardita que vaya y diga a los sacerdotes que construyan una capilla para que la gente venga en procesión. El 25 de marzo se produce la decimosexta aparición, en la cual la Señora le revela su nombre, la Inmaculada Concepción.

El 7 de abril es la decimoséptima aparición, en la que Bernardita recibe a la Virgen con una vela, la luz de Pascua.

El 16 de julio tiene lugar la última aparición, la despedida. Bernardita ya sabe que es la última vez que vería a la Inmaculada Concepción.

 

Descubriendo a Bernardita: su huella en Lourdes

Justo en los alrededores del santuario se pueden visitar los lugares en los que vivió Bernardita, para así comprender mejor el espíritu y fe que guiaron la vida de la joven y en consecuencia, comprender el Mensaje de Lourdes.

El Molino de Boly - © Sanctuaires ND de Lourdes_EURL Basilique du Rosaire

Horarios de visita:

Del 5 de abril al 25 de octubre, abierto de 9 h. a 12 h. y de 14 h. a 19 h.
Resto de fechas, de 10 h. a 12 h. y de 15 h. a 17.00 h.

Visita gratuita.

El Molino de Boly

El Molino de Boly es la casa natal donde nació Bernardita Soubirous. Los visitantes pueden ver hoy, en el primer piso, la habitación donde nació la joven. En la planta baja está el viejo molino, tal como lo conoció Bernardita, con dos muelas movidas por el arroyo Alpaca. Al lado está la cocina, que servía también de sala de estar. El molino ha sido restaurado y amueblado al estilo de la época. 

Horarios de visita:

Del 5 de abril al 25 de octubre, abierto de 9 h. a 12 h. y de 14 h. a 19 h.
Resto de fechas, de 10 h. a 12 h. y de 15 h. a 17 h.

Visita gratuita.

El Calabozo (Le Cachot)

Cuando la familia, sumida en la miseria, se ve obligada a abandonar el molino, se refugiaron en las dependencias de una antigua cárcel (“le cachot” o calabozo).

Era una habitación húmeda y oscura y allí se instalaron con sus cuatro hijos. Ahí, Bernardita cuidaba de sus hermanos con 10 años. Fue restaurado en el año 1995.

La antigua Casa Parroquial

La casa donde vivía el párroco P. Peyramale en tiempo de las Apariciones, ha sido transformada. En la actualidad, es un edificio público que alberga la biblioteca municipal. Sobre lo que queda de la pared del jardín, una pequeña lápida recuerda los acontecimientos de 1858: “Por esta puerta pasó Bernardita". Cuando era joven visitó varias veces al párroco Peyramele para transmitirle las peticiones de la Santísima Virgen. El 2 de marzo de 1858 la petición era: “Vete a decir a los sacerdotes que se construya aquí una capilla y que se venga en procesión”. Y el 25 de marzo era para comunicarle el nombre de la Señora: “Que soy era Inmaculada Conceptiou” (Yo soy la Inmaculada Concepción). Bernardita, pobre e ignorante, no entiende el significado de las palabras pronunciadas por la Virgen, pero cumple el encargo de transmitirlas.

Horarios de visita:

Del 5 de abril al 25 de octubre, abierto de 9 h. a 12 h. y de 14 h. a 19 h.
Resto de fechas, de 10 h. a 12 h. y de 15 h. a 17 h.

Visita gratuita.

El Hospicio

Este gran edificio del siglo XIX, que se encuentra cerca de la estación de Lourdes, conserva la fachada original del antiguo Hospicio, fundado en 1834 por las Hermanas de la Caridad de Nevers. Fieles a su vocación, cumplían allí su doble misión de curar a los enfermos más pobres y de educar a los niños con menos medios. Allí pasó Bernardita varios años e hizo su primera comunión.

En la actualidad, el hospicio es uno de los pabellones del hospital de la ciudad de Lourdes. En el antiguo locutorio hay expuestos algunos recuerdos de la vida de Bernardita.

Horarios de visita:

Del 5 de abril al 25 de octubre, abierto de 9 h. a 12 h. y de 14 h. a 19 h.
Resto de fechas, de 10 h. a 12 h. y de 15 h. a 17 h.

Visita gratuita.

El Museo de Santa Bernardita

Situado a algunos metros del Santuario, este museo narra la vida de la joven a través de sus recuerdos y objetos, así como el Mensaje de Lourdes y el proceso de construcción del santuario.

La Iglesia Parroquial del Sagrado Corazón (antigua Iglesia de San Pedro)

Esta iglesia está levantada sobre la antigua Iglesia de San Pedro, lugar donde Bernardita fue bautizada el 9 de enero de 1844. Fue construída después de las Apariciones y no se inauguró hasta 1903, con lo que no fue conocida por Bernardita. Conserva las pilas bautismales donde se bautizó a la santa y en la cripta se encuentra la tumba de Monseñor Peyramale, cura de Lourdes en la época de las Apariciones. 

El Camino de Bernardita o de Bartrès

A 4 kilómetros de Lourdes, el pueblo de Bartrès ofrece la posibilidad de reflexionar y orar en la tranquilidad y el silencio, lejos de las multitudes. Bernardita vivió allí en dos ocasiones, a la edad de 1 año y a la edad de 13. Este pueblo y su entorno ofrecen uno de los recuerdos más íntimos que podemos tener de Bernardita. Pocas cosas han cambiado y podemos ver todavía los lugares donde vivió: la casa Burg, la granja de la nodriza Marie Laguës, la iglesia parroquial San Juan Bautista o la caseta donde guardaba las ovejas.

 


Volver Atrás