Inglés Francés Italiano Catalán

El Templo (nuevo santuario)

La iglesia del Santuario de Meritxell goza del título y la dignidad de 'Basílica Menor' concedido recientemente por el Papa Francisco. El título de 'Basílica Menor' es una distinción que otorga directamente el Papa a aquellas iglesias que, en atención a su historia, cultura y vida litúrgica y pastoral, son especialmente significativas e importantes. Este reconocimiento pone en valor, todavía más, el espacio de culto más importante del Principado.


La noche del 8 al 9 de septiembre de 1972, pocas horas después de haber celebradoNuevo santuario la festividad de la patrona, un incendio destruyó prácticamente la totalidad del santuario (edificio, retablos, altares, objetos, imagen...), dejando a salvo únicamente parte de la fachada de la iglesia y algunos muros. El mismo día 9, el Consejo General decidió reconstruir el santuario en su totalidad.

La construcción del nuevo edificio fue encargada al estudio del arquitecto Ricard Bofill (participaron sus discípulas Mariona Ridaura y Stéphanie Sansa). En las conversaciones para su construcción también se pensó en los estudios de los arquitectos Moragues y Bohigas-Martorell-Mackay.

Al proyecto de Bofill se le pidió que trasmitiera grandiosidad monumental y fuerza religiosa, y éste se llevó a cabo bajo tres pilares muy claros: Fe, Identidad y Cultura. Todos estos conceptos debían integrarse en el paisaje, estando al servicio de la religión y la cultura. El arquitecto proyectó inicialmente un gran complejo, con edificios y elementos que finalmente no se construyeron.


El edificio actual fue inaugurado en 1976. Se trata de un diseño de santuario moderno, de concepción ecléctica, puesto que como apuntan algunos estudiosos, su construcción recuerda a otras construcciones de diversas épocas. Para algunos de estos especialistas, el campanario de torre recuerda a los que había en muchos monasterios medievales del sudeste de Europa. También encuentran similitudes con el arte islámico por las grandes aperturas visibles que posee el santuario, así como por la presencia de agua en el claustro de los espejos. Estos dos factores afianzan el intento de establecer una sintonía entre la obra del hombre con el entorno que la rodea. Por otro lado, los grandes arcos de piedra blanca y pizarra recuerdan a algunos de los que quedaron tras el incendio, y que formaban parte de la antigua iglesia.

Nuevo santuario
Sin embargo, la interpretación hecha desde el taller del arquitecto, adaptando a la obra el pasado arquitectónico pirenaico, es el resultado de la ‘interpretación de los principios teóricos de la arquitectura románica dentro de un diseño moderno’.

En el interior de la iglesia, al fondo se encuentra la reproducción de la talla románica de la Virgen de Meritxell, obra de Sergi Mas, realizada siguiendo los cánones de la románica desaparecida tras el incendio.Interior iglesia


En mitad del espacio se sitúa el altar, de forma circular, y en la parte superior, se pueden observar las imágenes de los siete Santos titulares de las parroquias andorranas. La presencia de estos santos en el templo deja constancia de la importancia de Meritxell como Santuario Nacional.

El complejo del Santuario de Meritxell ha sido declarado de Interés Cultural por el Gobierno de Andorra.Posibilidad de realizar visitas guiadas gratuítas de mayo a octubre. (Tfn. para reservar visitas: +376 726 109)



VISITA VIRTUAL 360º


Volver Atrás