Inglés Francés Italiano Catalán

La imagen de Ntra. Sra. de Meritxell

La imagen que en la actualidad puede verse en el santuario y que es venerada por los fieles y peregrinos es una copia o reproducción de la talla románica desaparecida la noche del 8 de septiembre de 1972, en el incendio que afectó gravemente al santuario.

Talla de la antigua imagen desaparecida en el incendioLa santa imagen que desapareció consecuencia del incendio era una talla románica del siglo XII, de madera policromada, que los expertos situaban como una de las más antiguas de esa zona perenaica. Sentada solemnemente en actitud hierática, sostenía en su regazo al niño que alza su mano izquierda al igual que la Madre. Llevaba una corona de cinco florones en la cabeza sobre un velo blanco que le cubría cabeza y hombros. Como otras imágenes de la época, conocidas como de la “mano larga”, la Madre tenía la mano derecha exageradamente grande y larga, enfatizando la acción de acoger y el signo de bendición.

El niño, que repite el gesto de la Madre, iba descalzo a diferencia de ésta, que portaba unos grandes zuecos.

La talla actual representa fielmente los rasgos característicos de la talla desaparecida, recogiendo los conceptos y las ideas que el artista medieval deseaba trasmitir: - grandes dimensiones de las manos, expresando y simbolizando el deseo de toda madre de acoger y proteger a sus hijos, entregándoles su bendición; - los ojos de la madre, exageradamente resaltados, inspirados en el Cristo de los pantocrators y que expresa que aunque el visitante o turista no la vean, ella sí que les mira; - el calzado que viste, los zuecos que usaban las campesinas de montaña de otros tiempos.

El mensaje del artista es claro: a Virgen de Meritxell, reina del cielo y de la tierra, es la mujer sencilla y humilde que ama a todo el mundo por igual.

 


Volver Atrás