Inglés Francés Italiano

La Escolanía de Montserrat

La Escolanía de Montserrat es una de las instituciones emblemáticas del recinto junto con el monasterio. En 1223 ya existen testimonios de la presencia de una escolanía de niños cantores. Desde sus comienzos, la Escolanía ha estado al servicio del Santuario de la Virgen María con su canto, bajo la dirección de los monjes benedictinos de la Abadía. Esto la convierten en una de las escuelas de música más antiguas de Europa que todavía siga en activo.

La Escolanía es un coro de niños que canta a voces blancas. Cuando el repertorio lo requiere, se complementa con la Capilla de Música de Montserrat, formada por algunos antiguos escolanos y por la Capilla de monjes del Monasterio. La Escolanía canta en la Basílica, a menudo ante una gran afluencia de peregrinos y visitantes del mundo entero. Los escolanos transmiten el mensaje evangelizador con un canto de una belleza tal que supera los límites lingüísticos, culturales e incluso religiosos. Desde finales de los años 60, las actuaciones de la Escolanía han salido de los muros de la Basílica, puesto que ha hecho conciertos no sólo en varios pueblos de Cataluña sino también en el extranjero.

La Escolanía actual está compuesta unos cincuenta muchachos. Además de recibir una intensa educación musical, los escolanes reciben también una buena formación humana e intelectual. La finalidad principal de la Escolanía es participar con sus cantos en las celebraciones litúrgicas y en la oración comunitaria. El canto de la Salve se ha convertido, en las últimas décadas, en el acto diario más concurrido del Santuario. Por la tarde, a las 19.10, cantan la salve montserratina (alternando polifonía y gregoriano con el coro de monjes) y un motete polifónico. Los domingos y días festivos intervienen en la misa conventual y en las vísperas.


Volver Atrás