Inglés Francés Italiano

La Imagen de Nuestra Señora de Montserrat

La imagen de Nuestra Señora de Montserrat, llamada popularmente la Moreneta por el color oscuro de su cara y manos, es una talla románica policromada del siglo XII de una gran belleza.

Representa a Santa María como “Madre de Dios” o “Trono de Sabiduría”. El color no se debe a la madera (que no es negra), ni a la pintura primitiva. Hay testimonios históricos que indican que se ha ido oscureciendo lentamente a causa del paso del tiempo.

La figura sigue el modelo muy divulgado de la Virgen en majestad, en actitud estrictamente frontal, con el Niño Jesús sentado en su regazo.

Los ojos abiertos y expresivos, la nariz perfilada, la redondez de los labios y de la cara en general, evocan una imagen gótica de la talla. Su rostro es sereno, con una ligera sonrisa y mirada al frente y hacia el lado derecho.

El torso de la imagen es muy estrecho y plano para dejar espacio al niño Jesús. El vestido es románico, con una túnica hasta los pies. La mano derecha sostiene la bola del mundo que significa el poder sobre el universo, propio de Jesús y por extensión también de su Madre. Esta mano ha perdido la policromía debido al continuo besamanos de los peregrinos. Tanto ésta como la izquierda son finas y delicadas, reemplazadas igual que los brazos, por haberse gastado las anteriores. La mano izquierda no toca al hijo, sino que lo presenta como “Fruto bendito de su vientre”.

La imagen del niño también es una sustitución del original. Lleva corona como la Madre, pero más sencilla. El rostro y los cabellos son graciosos y representan a una hermosa criatura que con la mano derecha bendice y con la izquierda sostiene una piña, símbolo de vida y fecundidad.

La Virgen está sentada sobre un trono con cuatro columnas entre las que aparece como una ciudad, signo de la Jerusalén Celestial. En los laterales del trono se pueden ver escenas de la Visitación y la Natividad de María.

Esta talla de gran hermosura y plasticidad ha salido indemne de las llamas, guerras y rebeliones gracias a la salvaguarda de los monjes.

La imagen de la Virgen, coronada patrona de Cataluña por el Papa León XIII en 1881, está entronizada en un retablo de plata que fue sufragado por suscripción popular en 1947 y es desde ahí donde recibe diariamente la visita de miles de peregrinos y devotos.

El día 27 de abril se celebra la festividad de Nuestra Señora de Montserrat.
Volver Atrás