Inglés Francés Italiano

Los Funiculares de San Joan y de la Santa Cova

El Funicular de San Joan

Este funicular permite gozar de una impresionante vista panorámica de la montaña de Montserrat. Una vez en lo alto, a 1.000 m. de altitud, el mirador nos ofrece una perspectiva a vista de pájaro del monasterio, así como unas vistas incomparables de las comarcas cercanas y de los Pirineos. En la estación superior de Sant Joan se podrá visitar el Aula de la Naturaleza donde encontraremos información sobre la historia de la montaña, sus características climáticas, su fauna y flora. Y en la cumbre, desde el Llano de las Tarántulas, cabe la posibilidad de realizar alguna de las excursiones o paseos señalizados, con diferentes niveles de dificultad y duración. La subida con el funicular de Sant Joan es un viaje inolvidable, con un vehículo que supera una pendiente máxima del 65%, con un recorrido de 503 metros en siete minutos. Inaugurado en el año 1918, este funicular fue construido para unir la parte exterior del monasterio con la ermita de Sant Joan, ubicada en la parte alta del macizo, donde también se encuentra el mirador. El fin para el que se construyó era el de trasladar a los peregrinos y visitantes hasta los lugares más emblemáticos de la montaña. El éxito propició que en 1926 se hiciera uno nuevo de mayor capacidad. El nuevo funicular tenía el mismo trazado que el anterior, si bien con cabinas de mayor capacidad. En 1997 se modernizaron las instalaciones y se dotaron los funiculares de nuevos vehículos panorámicos para gozar plenamente del viaje.

El Funicular de la Santa Cova

El funicular de la Santa Cova (Santa Cueva) une el santuario con la cueva, la primitiva cueva adosada a la roca donde, según la leyenda, unos pastores encontraron la imagen de la Virgen de Montserrat. El funicular llega al lugar donde comienza el Rosario monumental, el conjunto escultórico al aire libre más importante del modernismo catalán, con obras de Antonio Gaudí y Josep Llimona, entre otras, y allí se encuentra también una exposición dedicada a los funiculares y su historia. Su origen al igual que el de Sant Joan, fue el de trasladar a los peregrinos y visitantes a este lugar sagrado donde se apareció la Virgen. El funicular recorre un trazado de 262 metros, y supera un desnivel de 118 metros, hecho que permite gozar al pasajero de un fantástico viaje.

 

Oficina de información de Montserrat

De lunes a viernes de 9 a 17.30 h. Fines de semana y festivos de 9 a 18.55 h.

Tfn.: 93 877 77 77

informacio@larsa-montserrat.com


Volver Atrás