Inglés Francés Italiano

Entorno del Pilar

Zaragoza es una moderna ciudad a orillas del río Ebro que cuenta con un rico patrimonio histórico-artístico, fruto de sus más de 2000 años de historia.

Los romanos, musulmanes, judíos y cristianos habitaron la ciudad desde sus orígenes, lo que le ha llevado a ser conocida como la Ciudad de las Cuatro Culturas.  Su situación estratégica le ha hecho ser desde siempre lugar de encuentro y cruce de caminos.

La historia de esta milenaria ciudad nos remonta a unos primitivos asentamientos ibéricos que se sitúan sobre el siglo VII antes de Cristo llamados Salduie o Salduba. Sin embargo, el núcleo inicial de la actual ciudad de Zaragoza fue una colonia fundada por los romanos en el año 24 a.C., llamada Caesar Augusta, en honor a César Augusto. A este origen se debe el trazado urbanístico del casco antiguo y su primer perímetro (el denominado 'Coso').

Tras unos siglos de decadencia, la llegada del Islam produjo un nuevo periodo de esplendor convirtiéndose en el siglo VIII en un importante centro musulmán llamado Medina Albaida Sarakosta, y siendo la capital de la Taifa de Saraqusta (Reino de Zaragoza). Fue una taifa independiente entre 1018 y 1110 (capital de la marca superior del Al-Andalus), que experimentó un extraordinario auge político, cultural y artístico. El legado intelectual y artístico más sobresaliente se podría resumir en la construcción del Palacio de la Aljafería (Palacio de la Alegría).

En el año 1118 Alfonso I el Batallador la conquistó y la convirtió en la capital del Reino de Aragón y fue lugar de la coronación de los reyes de la Corona de Aragón.

Durante el reinado de Fernando el Católico se fundó la Universidad y se construyó la Lonja y el Patio de la Infanta entre otras cosas. Son años de esplendor.  En el siglo XVIII, al perder Aragón sus fueros, la ciudad dejó de ser sede de importantes instituciones del Reino. Durante la guerra de la Independencia (1808-1814), Zaragoza resistió el asedio de las tropas francesas, y la ciudad quedó prácticamente destruida, sufriendo una pérdida demográfica importante.

A finales del siglo XIX, Zaragoza comienza un profundo despegue al convertirse en el centro de una fuerte inmigración rural.

La industrialización, las reformas urbanísticas, la innovación y la modernidad implantadas a lo largo de los últimos años, han elevado la ciudad a unas altas cotas de pujanza y competitividad, y a un alto grado de desarrollo económico y demográfico. Actualmente, es la quinta ciudad de España en número de habitantes (680.000 hab.) y la cuarta en actividad económica.

El empujón definitivo se produjo el año 2008 con la Exposición Internacional “Agua y desarrollo sostenible”. La celebración de este gran evento permitió a la ciudad abrirse al mundo y dar a conocer los valores humanos y patrimoniales con los que cuenta. Fruto de esta exposición son las increíbles construcciones arquitectónicas como el Puente del Tercer Milenio, el Pabellón Puente o la Torre del Agua.
Volver Atrás