Inglés Francés Italiano

La Zaragoza Mudéjar

Esta singular arquitectura, exclusiva de la comunidad autónoma de Aragón, está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El término "mudéjar" procede de la palabra árabe mudayyan, que significa "aquel a quien le es permitido quedarse". Los andalusíes que permanecieron en territorio cristiano después de la reconquista cristiana  fueron denominados "moros de paz" o “mudéjares”.

El origen del arte “Mudéjar Aragonés” se sitúa en el siglo XII, y se debió a las particulares condiciones políticas, sociales y culturales que los mudéjares tenían en la España de la Reconquista. Influenciado por el arte islámico, el arte mudéjar también muestra huellas de las tendencias coetáneas de los estilos arquitectónicos europeos, en particular del gótico. La arquitectura mudéjar es una expresión plástica única y singular, un arte en gran medida funcional caracterizado por el empleo de manera ingeniosa de materiales económicos como el ladrillo, el yeso, la cerámica y la madera. La decoración y la ornamentación se basa en arquillos entrecruzados, composiciones geométricas con lacerías y estrellas, cerámica vidriada y elementos vegetales. 

Zaragoza cuenta con muchos y bellos ejemplos de arquitectura mudéjar, entre los que cabe destacar los siguientes:

Iglesia de Sta. María Magdalena: torre y ábside

Esta se levantó a comienzos del siglo XIV en sustitución de un templo románico anterior. En el exterior podemos ver el ábside mudéjar decorado con arcos mixtilíneos entrecruzados bajo ventanas apuntadas y sobre éstas, cruces de múltiples brazos formando rombos. La torre sigue los modelos de las turolenses de San Martín y el Salvador, tanto en su estructura como en los motivos ornamentales tradicionales, enriquecidos en este caso con piezas de cerámica vidriada. La iglesia poseyó un retablo de Damián Forment que hoy se conserva troceado en dos capillas del templo.

Dirección

Plaza de la Magdalena, s/n
Abierta en horario de culto

 

Iglesia de San Pablo: torre

El templo actual es el resultado de una serie de añadidos que fueron ampliando el original del siglo XIV. Es uno de los ejemplos más valiosos del estilo mudéjar en Zaragoza. Su tipología sigue los modelos tradicionales de las iglesias mudéjares: nave única, capillas entre los contrafuertes y cabecera poligonal de cinco lados.

La torre es de planta octogonal y estructura de alminar almohade, con una torre exterior que envuelve a otra interior. Entre ambas se sitúa la caja de escaleras. La decoración exterior se centra en los pisos superiores, para poder ser vista desde cualquier punto de la ciudad. La pobreza y monotonía del muro de ladrillo se enriquece con los cruces de múltiples brazos, los frisos de arcos entrecruzados y la cerámica.

Dirección

C/ San Pablo, 42 
Horario misas laborables, mañanas: 9.30 h. Tardes: 19 h.
Horario misas festivos, mañanas: 10, 11, 12 y 13 h. Tardes: 19 h.

 

Iglesia de San Gil Abad: torre

La torre mudéjar fue levantada en ladrillo como el resto de la construcción. Combina su planta cuadrada de los pisos inferiores con la rectangular de los superiores, abriéndose en los dos últimos cuerpos los vanos para las campanas. Está decorada con paños de arcos mixtilíneos cuyas ramas forman rombos, frisos de esquinillas y bandas en zig-zag. También posee aplicaciones de cerámica vidriada.

Dirección

C/ Don Jaime, 15
Abierta en horario de culto

 

 

 

Palacio de la Aljafería

En el Palacio de la Aljafería se pueden contemplar diversos restos mudéjares, sobre todo en la capilla de San Martín, de tres naves con tres tramos cada una, cubiertas con bóvedas de crucería sencilla. La portada va enmarcada con alfiz orlado con rombos y el tímpano decorado con arquillos mixtilíneos. Otros ejemplos son la Torre del Trovador, que conserva pinturas de decoración geométrica, los palacios de Pedro IV (siglo XIV) y de los Reyes Católicos (siglo XV), que poseen yeserías de ataurique y decoración geométrica en algunas puertas, ventanas y barandillas, así como techumbres talladas y pintadas, y solerías de cerámica.

Dirección

C/ Diputados, s/n
976 28 96 83/84
www.cortesaragon.es

 

Catedral de San Salvador o La Seo

El patrimonio mudéjar de La Seo se concentra en el ábside central y colateral, la capilla de San Miguel o “parroquieta” y el cimborrio. Los ábsides tienen planta poligonal de cinco lados y en ellos predomina la decoración de esquinillas, motivos de entrelazo y la cerámica multicolor. El muro exterior de la “parroquieta” es un gran lienzo, perforado por 4 vanos apuntados, decorado a base de ladrillo resaltado de arcos mixtilíneos, lazos, aplicaciones de cerámica, cintas de espigas y de rombos. El cimborrio de cuerpo octogonal sostiene una bellísima linterna en base a una estrella de ocho puntas. Posee gruesos contrafuertes, abiertos con ventanas y decorados con un friso de rombos en diagonal.

Dirección

Plaza de La Seo, s/n
www.cabildodezaragoza.org

 

Iglesia de San Miguel: torre y ábside

Se trata de una antigua construcción románica, que se amplía por una nueva mudéjar en el siglo XIV. La torre campanario adosada al muro sur tiene estructura de alminar decorada con paños de rombos, arquillos entrecruzados y lazos de a ocho. El bello ábside poligonal completa el legado mudéjar de esta iglesia.

Dirección

C/ San Miguel, 52
Abierta en horario de culto

 

Torreón de la Zuda

El Torreón de la Zuda se eleva hoy sobre un conjunto de monumentales restos arqueológicos y edificaciones de distintas épocas. Correspondería a la torre del Homenaje de lo que fue el Palacio de Zuda o Sudda, alcázar musulmán situado dentro de la ciudad. Tras la reconquista, este palacio fue residencia de reyes, hasta que empiezan a utilizar el de La Aljafería. Actualmente el torreón alberga una Oficina de Turismo.

Dirección

Av. César Augusto, s/n
Abierta de lunes a sábados, de 10 a 14 h. y de 16.30 a 20 h.
Domingos de 10 a 14 h. Julio y Agosto de 9 a 21 h.

 

 

Más información en:

Web Oficial de Zaragoza Turismo
www.zaragozaturismo.es


Volver Atrás