EL PILAR

A orillas del Ebro se alza la Basílica del Pilar, uno de los santuarios más importantes del mundo católico. La Virgen del Pilar, patrona de la Hispanidad, es venerada por miles de peregrinos y gentes venidas de todos los rincones. Dada su condición de santuario urbano, situado en el mismo centro de Zaragoza, el Pilar es parada obligada para todo aquel que visita la ciudad. Las torres y cúpulas modelan su figura exterior, reconocida desde cualquier punto. El actual santuario, tal y como lo conocemos hoy, es fruto de siglos de historia y diferentes construcciones y modificaciones.

La Basílica

Según una antiquísima tradición, la noche del 2 de enero del año 40, “la Virgen María vino en carne mortal a Zaragoza para confortar al Apóstol Santiago, que se encontraba predicando el Evangelio a orillas del Ebro”, dejándole como testigo una columna. Sobre la Columna o Pilar que trajo la Virgen en su venida se construyó la primera capilla, convirtiéndose así en el primer templo Mariano de la cristiandad.

El actual templo barroco posee unas dimensiones enormes propias de las grandes construcciones bizantinas, lo que le confiere una gran majestuosidad y monumentalidad. Sería el maestro Ventura Rodríguez quien daría a la basílica una estampa muy similar a la actual, remodelando el trazado y añadiendo torres y cúpulas. El resultado final es un imponente edifico por el  volumen y magnitud del concepto, por la policromía de sus  cúpulas,  por la elegancia de su arquitectura y por sus singulares formas.

La basílica es Monumento Nacional desde 1904 y tiene el título de Basílica Menor (sólo son Mayores las cuatro que hay en la ciudad de Roma) desde 1948 y el de Catedral desde 1675.

 

El interior es solemne y de gran belleza, con un imponente Retablo Mayor, obra plateresca del maestro Damián Forment. Justo en frente del retablo está ubicado el Coro Mayor, uno de los más bellos de España, y el órgano, que completa este magnífico conjunto que  se cierra por una magnífica verja manierista.
Uno de los lugares más señalados en el interior de la basílica es el Humilladero. Se encuentra detrás del Camarín de la Santa Capilla, y consiste en una oquedad abierta en el muro por la que aparece la Santa Columna a través de un pequeño óvalo y hasta donde acuden los fieles, peregrinos y devotos para besarla. Este mismo gesto lo realizó el Papa Juan Pablo II en su visita a Zaragoza, el 10 de octubre de 1984.

 

Las pinturas de las cúpulas fueron realizadas por importantes maestros de la época y constituyen una excelente representación pictórica. La mayoría corresponden a Francisco de Bayeu  y a Francisco de Goya.

El corazón de la basílica es la Santa Capilla, un pequeño templo dentro de un gran templo que guarda en su interior la imagen de la Virgen del Pilar.
Su diseño y concepción es obra del arquitecto Ventura Rodríguez, quien a través de una concepción barroca de influencia italiana consigue crear un espacio dedicado a la exaltación de la Virgen.
La obra resulta magnífica pues la imagen sobre la Santa Columna queda centrada y es el centro de atención de la capilla.
Se trata del lugar donde convergen todas las miradas de los fieles.
El conjunto se cierra con las magníficas pinturas de Antonio González que decoran la cúpula.

 

Hoy en día, los Infantes del Pilar (coro musical de niños de entre ocho y doce años) suben diariamente por las escalerillas colocadas delante del camarín a miles de niños que se acercan o son llevados por sus padres para ser “pasados por la Virgen”. Además, todos los días, a las 9 de la mañana, los Infantes cantan y ayudan en la Misa Conventual. En el acto mariano de la tarde, cantan la Salve y los Gozos de la Virgen. Cada domingo, a las 7 de la mañana, cantan la tradicional “Misa de Infantes”.

Desde dentro de la basílica se puede acceder al Museo Pilarista, un espacio donde ver una selección de arte religioso y joyas regaladas a la Virgen, una muestra de los mejores mantos y otros objetos y adornos. Horario: Invierno (16 de octubre a 14 de abril), de lunes a viernes, de 10 a 14 h. y de 16 a 18 h. Verano (15 de abril a 15 de octubre), de 10 a 14 h. y de 16 a 20 h.
Sábados mañana, de 10 a 14 h. Sábados y vísperas de festivo tarde, domingos y festivos, cerrado. Precio: 2 €

La Imagen de Nuestra Señora del Pilar

La imagen de la Virgen del Pilar es una talla de madera dorada de mediados del siglo XV de 36 cm. de altura, realizada bajo los cánones del gótico tardío de las más afamadas escuelas europeas del momento. Representa a María como Reina y Madre coronada. Una gran pieza de paño cubre y envuelve su cabeza sobre la cual se ciñe la sencilla corona. El niño Jesús irradia inocencia y ternura. La imagen fue restaurada en 1990 por el Instituto del Patrimonio Histórico Español. Está sobre una columna de jaspe forrada en plata y la devoción pilarista sostiene que la columna no ha variado jamás su emplazamiento desde la fecha en que la tradición sitúa la venida de María. Dos ángeles de plata que Felipe II donó como manifestación de su devoción hacen guardia. La Virgen del Pilar, Patrona de la Hispanidad, fue una de las primeras cinco imágenes marianas de España en recibir la Coronación Canónica.

 

Los mantos que cada día cubren la imagen recogen las emociones y sentimientos de los donantes, sus ilusiones, sus anhelos, sus preocupaciones y sus agradecimientos.
Por eso, la finalidad de los mantos ha sido la de ornamentar la imagen de la Virgen como expresión de amor, devoción y acción de gracias.
El más antiguo que actualmente se guarda es uno del año 1762 confeccionado por las Madres Capuchinas de Zaragoza.
Los mantos más frecuentes son aquellos que se adaptan a los colores litúrgicos, lo que suele ser una de las condiciones que se pide al realizarlos: blancos, durante el tiempo de Pascua o solemnidades y fiestas del Señor. Verdes, durante el llamado tiempo ordinario. Morados, tiempo de adviento y cuaresma. Azules, para la novena de la Inmaculada o fiestas de la Virgen. Y rojos, para las memorias y fiestas de los santos mártires.

 

En la actualidad, hay tres días en los que no se pone manto a la Virgen: el día 2 (en recuerdo del 2 de enero del año 40, en que se conmemora la Venida de María en carne mortal a Zaragoza), el día 12 (en recuerdo del día de su fiesta, 12 de octubre), y el día 20 (como recuerdo del aniversario de la coronación canónica de la Virgen, el 20 de mayo de 1905).

La Ofrenda de flores

Uno de los momentos más especiales y emotivos es el acto de la Ofrenda de flores a la Virgen que se celebra cada 12 de octubre. Ese día, miles de zaragozanos, aragoneses y personas venidas de otras comunidades y rincones del mundo, desfilan ante la Sagrada Imagen para depositar a sus pies millones de flores, con las cuales se forma un gran manto.

La tradición de este acto multitudinario tal y como lo conocemos hoy se remonta al año 1958. El único requisito que se exige para participar en la ofrenda es ir ataviado con un traje regional. Ese día más que ningún otro, la emoción y el sentimiento de gozo y felicidad inundan las calles de la ciudad. Esta tradición ha sido declarada por votación ciudadana como Tesoro del Patrimonio Cultural Inmaterial de España.

Goya en el Pilar

Francisco de Goya es uno de los grandes pintores de todos los tiempos, un genio que irrumpió en la Historia de la Pintura con un estilo personal y rompedor y que le ha hecho merecedor de un lugar destacado entre los más grandes maestros. Junto con Velázquez y Picasso forma parte de la gran triada de pintores españoles. Nació en Fuendetodos, un pequeño pueblo a 45 kilómetros de Zaragoza. La Casa Natal de Goya, declarada Monumento Histórico Nacional y el Museo del Grabado son visitas obligadas para conocer la figura de Goya.

Durante su primera etapa artística, Goya destaca como pintor religioso, género que practicará con excelencia el resto de su vida. Las pinturas que se pueden contemplar en las cúpulas interiores de la Basílica del Pilar constituyen un valioso ejemplo. Dos grandes frescos muestran la fuerza y expresividad de la pintura del genial pintor aragonés.
Por un lado, “La adoración del Nombre de Dios”, también conocida como la pintura del Coreto, ya que se encuentra ubicada en la bóveda del coreto que hay frente a la Capilla de la Virgen del Pilar. Este fresco, de clara influencia italiana, es de un modelado suave y cuidadas formas y encajó perfectamente con la idea que tenía la basílica.

 

Por otro lado, la impresionante bóveda “Regina Martyrum”, que representa a la Virgen María rodeada por los santos mártires aragoneses a través de un bello colorido y un nuevo lenguaje decorativo, usando las luces de manera magistral. Esta pintura innovadora e imaginativa, una de las obras religiosas más importantes de Goya, le consagrará de manera definitiva como un gran pintor. Pero curiosamente, nada más acabarla recibió duras críticas. Su estilo rápido de brochazos y manchas, sin precisión en el dibujo y que daba la sensación de dejar las figuras inacabadas, no gustó en un principio, ya que se prefería un estilo más acabado, definido y elegantes al hilo de su primera pintura.

Horarios

Horarios de apertura y cierre de la Basílica
De 6.45 a 20.30 h. (de lunes a sábados) y de 6.45 a 21.30 h. (domingos)


Horarios de misas
Días laborables, mañanas: 7 y 8 h. en la Santa Capilla, 9 h. Misa Conventual en la Santa Capilla, 10, 11, 12, 13 y 14 h. en la Santa Capilla (los sábados se suprime la de las 13)

Días laborables, tardes: 17, 18, 19 y 20 h. en la Santa Capilla

Vísperas de Domingos y festivos: 17, 18, 19 y 20 h. en el Altar Mayor

Domingos y festivos, mañanas: 7 h. Misa de Infantes en la Santa Capilla (en mayo y octubre), 8 y 9 h. en la Santa Capilla, 10 h. Misa Conventual en el Altar Mayor y 11, 12, 13 y 14 h. en el Altar Mayor

Domingos y festivos, tardes: 17, 18, 19, 20 y 21 h. en el Altar Mayor


Visita panorámica desde la torre
Del 15 de abril al 15 de octubre: lunes a domingo, de 10 a 14 y de 16 a 20 h.
Del 16 de octubre al 14 de abril: de 10 a 14 y de 16 a 18 h.


Confesiones
Servicio permanente


Paso de los niños por el Camarín de la Virgen
De lunes a viernes: de 13.30 a 14 h. y de 18.30 a 19 h.
Sábados: de 12.30 a 14 h. y de 16 a 17 h.
Domingos y festivos: de 16 a 18 h.

(Hasta la primera comunión. Este servicio se suspende durante los actos de culto y a veces puede verse alterado por alguna celebración litúrgica extraordinaria. No es necesario pedir cita previa. En algunos momentos se forman filas, pero no siempre)

Contacto

Dirección: Plaza del Pilar, 19, 50001 –  Zaragoza (España)

Para reserva de misas u otras peticiones relacionadas con el santuario, contactar con:
cabildo@cabildodezaragoza.org
Tef. +(34) 976 29 95 64 – Fax +(34) 976 20 07 52
www.basilicadelpilar.es

ASOCIACIÓN PARA LA PROMOCIÓN DE LA RUTA MARIANA

La APRM es una asociación sin ánimo de lucro constituida por los santuarios del Pilar, Torreciudad, Meritxell, Montserrat y Lourdes, cuya finalidad general es la promoción de esta ruta mariana, de sus santuarios y del conjunto histórico, artístico y natural de las regiones donde están enclavados.

OFICINA DE PROMOCIÓN

C/ Cádiz 12
50004 - Zaragoza (España)
+34 976 794 225

Web financiada por:

Colaboran:

C
.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies