Visitas imprescindibles en la Ruta Mariana

que ver en la ruta mariana

Qué ver en la Ruta Mariana

Recorrer la Ruta Mariana y sus santuarios permite, además de vivir una experiencia íntima y espiritual, descubrir un territorio con un rico patrimonio artístico, cultural y natural que complementa maravillosamente el recorrido.
Los diferentes atractivos artísticos, naturales y de ocio que se pueden visitar en sus diferentes etapas en forma de catedrales, castillos, monasterios, iglesias, parques naturales, paisajes,gastronomía, bodegas, museos…, convierten esta ruta en un destino global con un alto valor turístico y cultural. Hay muchas personas que pueden visitar los santuarios aunque no sean creyentes, visitantes meramente turísticos que se ven atraídos por la belleza artística y arquitectónica de los templos y de los enclaves donde se sitúan. Para ellos y para los peregrinos y creyentes que acuden con objetivos religiosos se ofrecen diferentes visitas que completarán y enriquecerán la experiencia global de este viaje.
Válida tanto para creyentes como para amantes del arte y la naturaleza, esta Ruta posee una serie de lugares ‘imprescindibles’ que te mostramos a continuación para que cuando estés en pleno viaje, no dejes pasar la oportunidad de visitarlos.

 Entorno del Pilar

Zaragoza ofrece un rico patrimonio histórico-artístico fruto de sus más de 2000 años de historia. ¡Descúbrelo!

 

 

La Catedral de la Seo

La Catedral de San Salvador o la Seo, monumento inscrito por la Unesco en la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad, es uno de los ejemplos más destacados del patrimonio artístico de Zaragoza. Se trata de la primera catedral cristiana de la ciudad, levantada en el mismo solar en el que siglos antes ocuparon el templo romano del Foro, una iglesia visigoda y una mezquita musulmana. Cuando en 1118 el rey Alfonso I el Batallador conquistaba Zaragoza, la mezquita fue convertida en templo cristiano bajo la advocación de San Salvador. Las diferentes obras y reformas posteriores han hecho que podamos observar en un mismo monumento una superposición de diferentes estilos. En el interior destaca el monumental Retablo Mayor, una importante pieza de la escultura gótica europea, y el espléndido y a la vez inverosímil cimborrio, considerado como la aportación española más original al problema del cerramiento del crucero con una extraordinaria solución técnica. Los cuerpos octogonales y los arcos diagonales cruzados evidencian la influencia árabe en su concepción. El coro, la capilla del Santo Cristo o la de San Bernardo de Claraval (obra cumbre del renacimiento aragonés), forman parte del valioso patrimonio que se puede ver en la Seo.

 

En el exterior aparece el muro de la capilla de San Miguel (o “parroquieta”), una de las obras cumbre del arte Mudéjar Aragonés. Se trata de una obra realizada por maestros aragoneses en colaboración con alarifes sevillanos, que logran convertir un simple muro de ladrillo en un auténtico tapiz policromado con arcos mixtilíneos y formas geométricas, en el que se mezclan piezas de cerámica y mosaicos. Otros elementos de gran valor artístico son la torre barroca y la portada clasicista.

En dependencias interiores de la catedral se encuentra el Museo de Tapices, una valiosa colección de telas de los siglos XV al XVIII, considerada una de las joyas del patrimonio histórico español por su antigüedad, rareza y número.

 

 

 

Localización: Plaza de La Seo, 4, 50.001 – Zaragoza Precios: Entrada conjunta Catedral + Museo de Tapices: 4 euros Hasta 18 años y mayores de 65: 3 euros Niños de 0 a 10 años: gratis Horarios de visita (Catedral y Museo de Tapices): Verano (15 de junio al 14 de octubre) – de martes a viernes, de 10 a 18.30 y de 19.30 a 21 h. – sábados, de 10 a 12.30, de 15 a 18.30 y de 19.30 a 21 h. – domingos y festivos, de 10 a 12, de 14.30 a 18.30 y de 19.30 a 21 h. Resto del año (15 octubre a 14 de junio) – de martes a viernes, de 10 a 14 y de 16 a 18.30 h. – sábados, de 10 a 12.30 y de 16 a 18.30 h. – domingos y festivos, de 10 a 12 y de 16 a 18.30 h. Lunes cerrado (la entrada de visitantes se interrumpe media hora antes del cierre. Durante los actos de culto no se permiten visitas)

Alma Mater Museum

El renovado Alma Mater Museum (antiguo Museo Diocesano) se encuentra en las dependencias del Palacio Arzobispal. El resultado es una fructífera unión entre el histórico edificio y las obras expuestas. La visita está contemplada para realizarla con uno de los guías, y así, a lo largo de todo el recorrido, los audiovisuales, las explicaciones y las propias publicaciones del museo harán de la visita una gran experiencia. El museo incluye una recepción, 14 salas expositivas (en las que el medido enfoque arquitectónico y la cuidada labor de restauración ponen en valor al edificio, una pieza más de la propia exposición), una sala de exposiciones temporales y las oficinas. El espacio expositivo se divide en tres plantas a través de las cuales se realiza un viaje por la historia de la Archidiócesis de Zaragoza, cuyos orígenes se remontan al S. I (d.C). Las piezas que se exponen provienen de los fondos del Arzobispado y de las parroquias de la propia Archidiócesis.

En la primera planta, coincidiendo con los espacios del palacio medieval y renacentista, se plantea el origen apostólico de la sede de Zaragoza, un hecho excepcional en el que cobra protagonismo María de Nazaret, siempre en referencia a esa sagrada columna custodiada en la Catedral-Basílica del Pilar. En la segunda planta se recupera el mundo estético de la oración individual y comunitaria en torno a la figura de Cristo. En la tercera planta, reorganizada por D. Hernando de Aragón en el siglo XVI, se plantea como el espacio propio del obispo, que es el sucesor de los apóstoles. Es el espacio institucional en el que han tenido lugar las ceremonias oficiales del Arzobispado de Zaragoza, y en él se encuentra el Salón del Trono.

Arte e historia van de la mano en el Alma Mater Museum, destacando nombres como Goya, Bayeu, Damián Forment o Martin Bernat, cuyas obras decoran los muros de lo que antiguamente fueron Las Casas del Obispo y el Palacio de los Reyes de Aragón. Diferentes estilos y géneros artísticos confluyen en el mismo espacio, ofreciéndonos una visita única. El museo cuenta con un total de 286 piezas (entre ellas, 94 retratos) que recorren la historia de todo el territorio diocesano y que tienen un gran valor artístico, a la vez que litúrgico. La mayoría de las piezas procede del Palacio Arzobispal y de las parroquias de la ciudad, pero también hay obras cedidas temporalmente por parroquias del resto de Aragón, hecho que aporta un valor añadido al espacio, ya que le da movimiento. Se trata de un espacio expositivo vivo que acoja además exposiciones temporales y actividades didácticas.

Localización: Plaza de la Seo, 5 – 50001  Zaragoza Tef. 976 399 488 – e-mail: info@almamatermuseum.com
Horarios: – de martes a sábados: de 10.00 a 20.00 h. – domingos: de 10.00 a 14.00 h. – otros festivos: consultar Lunes cerrado. Precios: Tarifa Normal: 5 €uros visita guiada y 3 €uros visita libre Tarifa reducida: 3 €uros para grupos concertados de más de 12 personas, mayores de 65, menores de 18, titulares de carnet joven, titulares del carnet de estudiante, minusválidos y familias numerosas Gratuita: sacerdotes diocesanos, niños hasta 7 años y desempleados Entrada a la cafetería: acceso libre *Para concertar Visita Guiada, solicitarla con anterioridad al museo.

El Palacio-Castillo de la Aljafería

Se trata de un impresionante palacio árabe en el centro de Zaragoza. Este Castillo-Palacio árabe, inscrito por la Unesco en la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad, fue construido en principio como lugar de recreo, aunque posteriormente también sirvió como edificio defensivo. Es uno de los monumentos más importantes de la arquitectura Hispano-Musulmana. Se levantó como símbolo del poder alcanzado por la Taifa de Zaragoza, y fue llamado Palacio de la Alegría. La triada de grandes construcciones islámicas conservadas en España y construidas en los reinos de Taifas la componen, además del Palacio de la Aljafería, la Mezquita de Córdoba y la Alhambra de Granada. Como resultado de las distintas épocas vividas desde su construcción, en su interior se pueden observar salas y estancias de diferentes manifestaciones artísticas. La parte más antigua del palacio, el Torreón del Trovador, está fechado en el siglo IX y su función original era la de vigía.

A a partir de la conquista cristiana fue usado como torre del homenaje y como prisión. Este palacio islámico amurallado ha sufrido sucesivas reformas: con la Reconquista (como residencia de reyes aragoneses), con los Reyes Católicos (Alcázar de los reyes, tribunal y cárcel de la Inquisición), con Felipe II (construcción de muro exterior y foso), durante los s. XVIII y XIX (acuartelamiento) y finalmente, la última reforma a lo que es hoy, sede de las Cortes de Aragón.

La visita permite admirar estancias y lugares como el Patio de Santa Isabel, el Oratorio, el Salón de los Mármoles, la Iglesia de San Martín, la Escalera Noble, el Salón del Trono o el Patio de Armas entre otros.

 

Localización: C/ Diputados, s/n – Zaragoza Horarios: Por la mañana (*) De 10 a 14 h. Visitas guiadas: 10.30 – 11.30 – 12.30 h. El acceso al Palacio finaliza 30 minutos antes de la hora de cierre. Por la tarde, de noviembre a marzo (*) De 16 a 18.30 h. Visitas guiadas: 16.30 – 17.30 h. Por la tarde, de abril a octubre (*) De 16.30 a 20 h. Visitas guiadas: 16.30 – 17.30 – 18.30 h. Domingos tarde, cerrado * Debido a la actividad de las Cortes de Aragón, los días que se celebran sesiones plenarias no se puede visitar el palacio. Precios: General Adultos: 5 € Reducida: jubilados, estudiantes: 1 €, titulares del Carné Joven: 1 € Grupos (más de 20 pers.): 4 € Gratuita los domingos, menores de 12 años y personas en posesión de la tarjeta de demanda de empleo. Grupos a partir de 20 personas: Visitas organizadas de grupos de lunes a sábado. Reservas en el teléfono 976 28 96 85

La Caesaraugusta Romana

Hacia el año 15 a.C. se fundaba Caesar Augusta o Caesaraugusta. Este fue el nombre que recibía la ciudad romana de Zaragoza, fundada como colonia inmune de Roma y que gozaba del privilegio de ostentar el nombre completo de su fundador. El periodo de mayor apogeo (siglos I y II) trajo consigo muchas de las grandes obras públicas de las que aún hoy podemos ver algunas: el foro, el puerto fluvial, las termas públicas o el teatro. Su localización a orillas del Ebro y junto a la desembocadura de los ríos Huerva y el Gállego revela la importancia que el agua tuvo en esta comunidad.

Murallas – Termas – Foro – Puerto

La visita a la “Caesaraugusta Romana” o Ruta de Caesaraugusta se basa en:
Las Murallas: importante componente de la riqueza histórica de Zaragoza levantadas en el siglo III. La Caesaraugusta romana estuvo rodeada de una muralla con numerosas torres. La muralla se abría por cuatro puertas y protegía un perímetro de 3 km. De los tramos que se han descubierto y pueden ser visitados, los más espectaculares son el tramo de San Juan de los Panetes (en la avenida de César Augusto), y el de las Canonesas del Santo Sepulcro (en el paseo de Echegaray y Caballero). Frente al tramo de muralla de San Juan de los Panetes se encuentra la estatua del emperador Augusto, copia en bronce del famoso Augusto de Prima Porta, regalo del gobierno italiano a la ciudad en los años 40.
Museo de las Termas Públicas: entre 1982 y 1983 se localizaron los restos de una gran piscina perteneciente a unas termas romanas de carácter público. Las termas públicas se localizaban en el centro de la ciudad, en el espacio existente entre el Foro y el Teatro. De las diversas salas con que contaban estas instalaciones (vestuarios, salas calientes, templadas y frías, gimnasio, etc.), sólo se conservan restos de unas letrinas con capacidad para más de 20 personas, la piscina, el pórtico y restos de un conjunto de placas de mármol decoradas con motivos diversos.
Museo del Foro: el Foro era el centro neurálgico de la vida en cualquier ciudad romana, el lugar donde se desarrollaba la actividad político-administrativa, económica y religiosa. El recinto se organizaba a partir de un gran espacio abierto rodeado de pórticos, en torno al cual se distribuían los edificios más importantes como la Curia, la Basílica o el Templo principal. Junto a ellos se desarrollaba la actividad comercial de tiendas y mercados. Caesaraugusta dispuso de su Foro desde el momento de su fundación, en época de Cesar Augusto. Estos restos arqueológicos pertenecen a un mercado de la época de Augusto y al foro urbano a tiempos de Tiberio.
Museo del Puerto Fluvial: conserva la estructura de un gran edificio que constituía el límite nordeste del Foro y ponía en comunicación a éste con la orilla del río Ebro. En época romana, el río Ebro era navegable desde Dertosa (Tortosa) hasta Vareia (la actual Logroño). El puerto de Caesaraugusta era el principal punto redistribuidor para el interior y hacia la costa. El abandono de estas instalaciones se ha fechado hacia mediados del siglo VI d.C., momento en que se ciegan las grandes arquerías que daban al río.

Teatro de Cesaraugusta: sin duda, el teatro era el edificio más grandioso y popular de la ciudad. Era uno de los teatros más monumentales de la Hispania Romana. Tenía un aforo entorno a los 6.000 espectadores. Sus muros y cimientos son testimonio de esta grandiosidad pero desgraciadamente no se conservan restos ornamentales de la riqueza que los revistieron. Afortunadamente, las excavaciones han sacado a la luz restos de hermosos pavimentos, columnas, cornisas, restos escultóricos que demuestran la espectacularidad del edificio en su etapa más brillante. Situado en una zona urbanística privilegiada, en alineación con las Termas y el Foro, fue comenzado a edificarse en época de Tiberio. Arquitectónicamente, es un excelente modelo de un prototipo muy original utilizado en el imperio mediterráneo romano, construyendo las gradas “al aire” y no sobre la ladera de una colina.

Localización: pinchar aquí
Horarios: Martes a sábado de 10 a 14 y de 17 a 21 h. Domingos 10 a 14.30 h. Lunes cerrado Precio: 3 euros/espacio (entrada incluida en la Zaragoza Card) – (Tarifas reducidas para grupos y estudiantes). Gratuito: mayores de 65 años, desempleados, periodistas acreditados, monitores acompañantes y responsables de grupos de escolares, miembros del ICOM, Asociación de Críticos de Arte, niños menores de 8 años. Bono 4 museos Ruta de Caesaraugusta: Foro, Termas Públicas, Puerto Fluvial Teatro, 7 euros Bono 5 museos: Arqueológicos Romanos y Pablo Gargallo, 9 euros

Goya en Zaragoza

La figura del genial pintor aragonés está íntimamente ligada a Zaragoza, a la ciudad y a la provincia, sus orígenes. Francisco de Goya y Lucientes nació el 30 de marzo de 1746 en el pequeño pueblo zaragozano de Fuendetodos. Allí se puede visitar la Casa Natal (Monumento Histórico Nacional), el Museo y el Taller de Grabados. En Zaragoza se inició en el oficio de pintor. Tras viajar y completar su aprendizaje primero en Madrid y después en Italia, Goya regresó a la capital aragonesa en 1771 con ganas de plasmar todo lo aprendido, instalándose en un pequeño taller. Fue aquí donde se forjó como gran pintor de temática religiosa realizando una de sus obras maestras en las cúpulas de la Basílica del Pilar. Esta consagración se vería plasmada con otras obras donde expresaría su carácter, su capacidad técnica y su originalidad. La fama sin embargo le llegaría más tarde como excelente retratista, pintando a los españoles más importantes, incluida la familia real (pintor del Rey Carlos III y Carlos IV). Goya destacaría también en la técnica del grabado. No en vano está considerado como uno de los mejores grabadores de todos los tiempos y es aquí, en Zaragoza, donde se puede visitar uno de los mejores museos sobre los grabados de Goya.

La Ruta de Goya en Zaragoza nos lleva a visitar los siguientes lugares:

Basílica del Pilar – Pintura sobre bóveda ‘La Adoración del Nombre de Dios’ (bóveda del Coreto), a veintiocho metros de altura. Este mural es una representación del Creador pintado bajo unos cielos amarillentos, dorados, rojizos y poblados por vaporosas nubes que dan profundidad al conjunto. Cien metros cuadrados de mural al fresco sobre un techo curvado que realiza Goya con veinticinco años, en el que muestra ya todas las técnicas de la pintura moderna. Diez años más tarde, junto con los hermanos Francisco y Ramón Bayeu (sus cuñados), Goya pinta la cúpula ‘Regina Martyrum’. Esta composición representa a la Virgen María rodeada por los santos mártires aragoneses, a través de un bello colorido y un nuevo lenguaje decorativo, usando las luces de manera magistral. Es la obra que le consagra de manera definitiva como un gran pintor religioso. Curiosamente, nada más acabarla, recibió duras críticas. Su estilo rápido de brochazos y manchas, sin precisión en el dibujo y con la sensación de dejar la pintura inacabada, no gustó en un principio ya que en aquel entonces se prefería un estilo más acabado, definido y elegante.
Museo Provincial de Zaragoza – El Museo de Zaragoza, un edificio renacentista que se construyó en 1908 con motivo de la Exposición Hispano-Francesa, es sin duda una de las visitas culturales más recomendadas de la ciudad. La obra de Goya aquí es extensa. Destacan su serie de retratos pintados en diferentes momentos de su carrera. Los Retratos de Carlos IV y María Luisa de Parma muestran la espléndida labor desarrollada por Goya como pintor de cámara. Otros retratos son Fernando VII con manto real, El Duque de San Carlos, Retrato de dama con mantilla o Retrato de hombre joven. Otras obras del genial pintor que se pueden contemplar son El Sueño de San José o La Virgen del Pilar en gloria (de temática religiosa), así como diversos grabados y series. Dirección: Plaza de los Sitios, 6 – Zaragoza. Lunes cerrado. Entrada Gratuita
Museo Goya – Este museo se encuentra ubicado en un edificio renacentista con gran valor artístico (s. XVI). Es el único museo del mundo que expone de forma permanente todas las series de grabados de Francisco de Goya. Consta de tres plantas. La primera, centrada en antecedentes de Goya. La segunda planta es la dedicada a Goya: en la sala principal, magnífica selección de cuadros religiosos (La Gloria), retratos (Autoretrato, Félix de Azara) y otras escenas (boceto del Dos de Mayo o Carga de los Mamelucos). En la sala de los Grabados se exponen las series completas que realizó desde 1778 hasta 1825 (Los Caprichos, Los Desastres de la guerra, La Tauromaquia o Los Disparates). La tercera, dedicada a seguidores e imitadores de Goya.
Localización: C/ Espoz y Mina, 23 – Zaragoza  – Horarios: del 1 de noviembre-20 de marzo, de lunes a sábado, de 10 a 14 y de 16 a 20 h. Domingos y festivos, 10 a 14 h. Del 21 de marzo-31 de octubre, de lunes a sábado de 10 a 20 h. Domingos y festivos: 10 a 14 h. Lunes cerrado – Precios: General 4 euros – Grupos 3 euros – Reducida (Poseedores del Carné Joven, Carné Joven Visa Electron, Carné Joven Internacional) 2 euros. Gratuita: Mayores de 65 años, menores de 16 años, clientes de Ibercaja, miembros del ICOM, grupos de centros educativos, discapacitados.
La Cartuja del Aula Dei
 – Situada a tan solo 15 km. de Zaragoza, la Cartuja del Aula Dei esconde uno de los mejores y más desconocidos trabajos de Francisco de Goya. Se trata de una visita sorprendente, un conjunto de 11 pinturas murales que visten la iglesia de este monasterio, dedicadas a la vida de la Virgen María. Una de las composiciones más originales de su juventud y el preludio de su madurez artística. La visita se completa explorando el recinto de una cartuja, adentrándose en la vida de los monjes y experimentando la espiritualidad y el silencio que vivieron hasta que se marcharon en el 2011.
Localización: Ctra. Montaña-Peñaflor, km. 14 – Horarios: Visita guiada todos los sábados a las 12 h. Grupos de adultos y escolares, posible también entre semana previa solicitud (visitas.cartuja@chemin-neuf.org o tef. 976 45 00 02) – Precios: Adulto, 5 € – Jubilado, parado, estudiante, 4 € – Niño (entre 7 y 18 años): 3 € (gratuito a partir del tercer niño) – Gratuito para menores de 7 años. Grupos, 4 €
Alma Mater Museum – En la tercera planta, en el Salón del Trono, se exhibe una importante colección de retratos de obispos y arzobispos, y entre ellos, un cuadro de Goya que es sin duda una de las obras más importantes del museo. Se trata del Retrato del arzobispo Joaquín Company, fechado en el año 1800, pintura cuyo embrujo reside en la manera que el autor presenta la esencia del personaje. www.almamatermuseum.com

Arte Mudéjar 

Esta singular arquitectura, exclusiva de la comunidad autónoma de Aragón, está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El término “mudéjar” procede de la palabra árabe mudayyan, que significa “aquel a quien le es permitido quedarse”. Los andalusíes que permanecieron en territorio cristiano después de la reconquista cristiana fueron denominados “mudéjares”. El origen del arte “Mudéjar Aragonés” se sitúa en el siglo XII y se debió a las particulares condiciones políticas, sociales y culturales que los mudéjares tenían en la España de la Reconquista. Influenciado por el arte islámico, el arte mudéjar también muestra huellas de las tendencias coetáneas de estilos arquitectónicos europeos, en particular del gótico. La arquitectura mudéjar es una expresión artística singular, un arte funcional caracterizado por el empleo de manera ingeniosa de materiales económicos como el ladrillo, el yeso, la cerámica y la madera. La decoración y la ornamentación se basa en arquillos entrecruzados, composiciones geométricas con lacerías y estrellas, cerámica vidriada y elementos vegetales.
Zaragoza cuenta con varios ejemplos de arquitectura mudéjar:

Palacio de la Aljafería (pinchar aquí)

Catedral de la Seo (pinchar aquí)

Iglesia de Sta. María Magdalena (torre y ábside) Esta se levantó a comienzos del siglo XIV en sustitución de un templo románico anterior. En el exterior podemos ver el ábside mudéjar decorado con arcos mixtilíneos entrecruzados. La torre sigue los modelos de las turolenses de San Martín y el Salvador, tanto en su estructura como en los motivos ornamentales tradicionales, enriquecidos en este caso con cerámica vidriada.
Localización: Plaza de la Magdalena, s/n – Zaragoza

 

 

Iglesia de San Pablo (torre) El templo actual es el resultado de una serie de añadidos que fueron ampliando el original del siglo XIV. Es uno de los ejemplos más valiosos del estilo mudéjar en Zaragoza. Su tipología sigue los modelos tradicionales de las iglesias mudéjares. La torre es de planta octogonal y estructura de alminar almohade, con una torre exterior que envuelve a otra interior. Entre ambas se sitúa la caja de escaleras. La decoración se centra en los pisos superiores para que pueda ser vista desde cualquier punto de la ciudad.
Localización: C/ San Pablo, 42 – Zaragoza

 

Iglesia de San Gil Abad (torre) La torre mudéjar fue levantada en ladrillo. Combina su planta cuadrada de los pisos inferiores con la rectangular de los superiores, abriéndose en los dos últimos cuerpos los vanos para las campanas. Está decorada con paños de arcos mixtilíneos cuyas ramas forman rombos, frisos de esquinillas y bandas en zig-zag. También posee aplicaciones de cerámica vidriada.
Localización: C/ Don Jaime, 15 – Zaragoza

 

 

Iglesia de San Miguel (torre y ábside) Se trata de una antigua construcción románica que se amplía por una nueva mudéjar en el siglo XIV. La torre campanario adosada al muro sur tiene estructura de alminar decorada con paños de rombos, arquillos entrecruzados y lazos de a ocho. El bello ábside poligonal completa el legado mudéjar de esta iglesia.
Localización: C/ San Miguel, 52 – Zaragoza

 

 

Torreón de la Zuda El Torreón de la Zuda se eleva hoy sobre un conjunto de monumentales restos arqueológicos y edificaciones de distintas épocas. Correspondería a la torre del Homenaje de lo que fue el Palacio de Zuda o Sudda, alcázar musulmán situado dentro de la ciudad. Actualmente, el torreón alberga una Oficina de Turismo.
Localización: Av. César Augusto, s/n – Zaragoza

Entorno de Torreciudad

Torreciudad es punto de partida ideal para conocer los grandes atractivos del Pirineo Aragonés y diferentes pueblos de cuento.

El Somontano: Barbastro, Alquézar y Sierra de Guara

Barbastro es la capital de la comarca del Somontano, una de las tres comarcas que rodean al Santuario de Torreciudad. Desde siempre, importante centro comercial y de servicios del alto Aragón, es la segunda ciudad más poblada de la provincia de Huesca.

BarbastroUno de sus principales monumentos es su magnífica catedral de la Asunción del siglo XVI, construida sobre el solar de la antigua mezquita. El edificio se levantó con la finalidad de recuperar para la ciudad la categoría de Sede Episcopal. De apariencia gótica y concepción interior renacentista, destaca por sus grandes dimensiones y por sus espectaculares bóvedas de crucería. El diseño del banco del retablo es obra del maestro Damiant Forment, quien también realizó el retablo mayor de la Basílica del Pilar. La Catedral de Barbastro se sitúa al nivel de las mejores iglesias aragonesas. Junto a la catedral se encuentra el Palacio Episcopal que alberga el nuevo Museo Diocesano. Aquí se conservan obras de incalculable valor como la mitra de San Victorián, un capitel de la antigua mezquita de Barbastro o el Cristo de San Juan de Toledo de La Nata, entre otras.

El conjunto formado por San Julián y Santa Lucía es un importante e interesante espacio expositivo donde actualmente se encuentran ubicados el Espacio del Vino D.O. Somontano y el Centro de Interpretación del Somontano. Y es que Barbastro es la capital del vino del Somontano. La Ruta del Vino del Somontano forma parte de las rutas turísticas recogidas por la Secretaría General de Turismo en las Rutas del Vino de España. El visitante podrá recorrer a través de diferentes rutas turísticas una cuidada selección de bodegas y establecimientos turísticos que le ayudarán a sumergirse en la cultura del vino y conocer la cultura, ocio y gastronomía locales. La visita de Barbastro se completa con un paseo por el casco antiguo (guarda bellos ejemplos de arquitectura civil y religiosa que merece la pena conocer), con la visita al Museo de los Mártires Claretianos (museo donde a través de algunos objetos personales nos acerca a la intensa religiosidad de estos mártires y al contexto histórico en el que se enmarca su testimonio) y con la Ruta de San Josemaría. El fundadordel Opus Dei e impulsor del actual santuario de Torreciudad nació en Barbastro y es aquí donde se pueden conocer una serie de lugares relevantes en la vida de San Josemaría. Más información: Turismo de Somontano (pinchar aquí)

Cerca de Barbastro, la villa medieval de Alquézar, uno de los pueblos con mayor encanto de toda España. Declarado Conjunto Histórico Artístico, forma parte de los límites del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara. Encaramada sobre una gran mole rocosa se encuentra la espectacular Colegiata-Castillo de Santa María la Mayor, y a sus pies el laberíntico entramado medieval de la monumental villa. El pueblo posee un entorno paisajístico impresionante, ofreciendo múltiples alternativas a los amantes de la naturaleza, del senderismo (numerosas rutas senderistas) y los deportes de aventura: espeleología, escalada, excursiones en bicicleta…
El Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara constituye un regalo de la naturaleza, una bella sierra prepirenaica que cuenta con los barrancos más atractivos de Europa. La unión de la roca, el agua y el paso del tiempo han hecho posible que existan numerosos y espectaculares cañones, verdaderos protagonistas de este parque natural. El valor ecológico del parque es tan impresionante que su protección se intensificó desde que en 1990 se declaró Parque Natural. Adentrarse en Guara es gozar y experimentar la naturaleza disfrutando de paisajes irrepetibles. Además de los cañones y barrancos, cuenta con infinidad de circuitos de senderismo concentrados en un área geográfica reducida y de gran variedad, todo ello en plena naturaleza. Debido a todos estos factores, Guara se ha convertido en un destino de primer orden europeo para la práctica del descenso de barrancos y cañones, estableciéndose a su alrededor una gran cantidad de empresas de aventura. Más información en Turismo de Aragón

Graus y la Ribagorza. Románico y paisajes

GrausLa Ribagorza es la comarca donde se localiza el Santuario de Torreciudad. Muy cerca se encuentra Graus. Esta muy antigua y muy noble villa medieval es la capital de la comarca de la Ribagorza, territorio por donde transcurre esta visita. Su casco antiguo, que fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1975, cuenta con la Plaza Mayor, un precioso recinto de forma pentagonal con porches y soportales con pinturas de principios del s. XIX, en la que destaca la fachada de la Casa Consistorial. Este edificio de estilo renacentista aragonés con soportal, terraza y galería superior, tiene su fachada reproducida en el Pueblo Español de Barcelona. Otro edificio digno de visita es la Basílica de la Virgen de la Peña, el monumento más peculiar y uno de los más visitados. Desde él se obtiene una magnífica vista de la villa al encontrarse en lo alto de una peña, donde se ubicó el antiguo castillo musulmán. Una obra poco conocida y sin embargo muy destacable es el Puente de Abajo, obra civil de origen romano y posterior factura románica. Fue reconstruído en el siglo XVI sobre los originales basamentos romanos y románicos de entonces. Antes de llegar a Roda de Isábena se atraviesa Capella, con uno de los puentes románicos más espectaculares y mejor conservados de España.

Roda de IsábenaYa en Roda de Isábena, nos encontramos con una localidad rica en historia, patrimonio y arte. Este pueblo prepirenaico lleno de preciosos y encantadores rincones es una pequeña villa medieval que tuvo un pasado glorioso, albergando un obispado de gran importancia en la España cristiana de los siglos X al XII, hasta que fuera conquistada por los musulmanes. El recorrido por el casco urbano medieval nos conduce irremediablemente a la espectacular Catedral románica de San Vicente (siglos XI-XIII) y a su Museo Catedralicio. Lo que más llama la atención es el precioso y pequeño claustro.

 

Siguiendo por la ribera del río Isábena se llega a Beranuy, y una vez allí, a una de los mejores ejemplos de arquitectura de estilo románico lombardo del Alto Aragón, el Monasterio de Obarra (siglo IX). La iglesia del antiguo monasterio es una de las construcciones románicas más primitivas e importantes de todo el patrimonio español. La iglesia que podemos ver hoy probablemente se edificó entre las últimas décadas del siglo X y primeras del XI en un estilo románico muy primitivo. Hacia el norte nos adentramos en el corazón del Pirineo. Benasque nos ofrece significativos ejemplos de arquitectura popular pirenaica, con escudos heráldicos y fachadas nobiliarias, testimonios de su relevante pasado. La visita al Centro de Visitantes del Parque Natural Posets Maladeta nos permitirá conocer los cuatro grandes ambientes que existen en este parque. Es el punto de partida de para recorrer y disfrutar este gran macizo, que cuenta con la mayor concentración de picos 3.000 m. de toda la cordillera, con ocho de los diez más altos (el pico Aneto, con 3.404 m. es la cima más alta del parque). El valle ofrece multitud de actividades y permite disfrutar al máximo de la naturaleza de los Pirineos. Más información en Turismo de Aragón

Aínsa y el Sobrarbe. Hacia el valle de Pineta

Dejando atrás el Santuario de Torreciudad hay que tomar la carretera con dirección a Aínsa, remontando el curso del río Cinca y atravesando bonitos paisajes que asoman en torno a los embalses de El Grado y Mediano. La primera parada es Abizanda, pequeño pueblo situado al pie de una fortaleza medieval que conserva parte del recinto murado y que llama la atención por la silueta del castillo. Destaca su potente torre medieval del siglo XI sobre una gran roca, obra románica de maestros lombardos y desde cuyo emplazamiento se puede contemplar una bonita estampa de la comarca y de los Pirineos.

AinsaContinuando nuestro camino llegamos a Aínsa, capital de la comarca de Sobrarbe, una villa medieval declarada Conjunto Histórico Artístico y que conserva casi la totalidad de murallas que la rodeaban. Consta de dos núcleos claramente diferenciados, la parte baja (comercial y moderna) y el casco antiguo monumental y medieval (parte alta), destacando la Iglesia, el Castillo, La Plaza y La Cruz cubierta. Para conocer Aínsa hay que pasear tranquilamente por sus calles y plazas, comer en uno de sus muchos y buenos restaurantes y probar la variedad de productos gastronómicos artesanales. Sin duda, este es un pueblo con encanto considerado uno de los más bonitos de España. Continuando camino dirección a Francia, y próximo a la frontera, llegamos a Bielsa, lugar de partida de innumerables excursiones por los Valles de Pineta, Barroseta y Chistau. Esta localidad es famosa por su carnaval, una de las fiestas más antiguas y con más más tradición en el Pirineo.

Valle de PinetaEl Valle de Pineta es uno de los más bonitos y visitados del Pirineo. A lo largo de los 14 km. que llevan hasta el Parador Nacional de Monte Perdido se puede disfrutar de bellos paisajes donde espesos bosques de pinos, abetos y hayas cubren las laderas de los montes. Al final de la carretera se llega a una explanada presidida por la ermita de la Virgen de Pineta. Elevando la vista, la majestuosidad del paisaje y las altas cumbres hacen comprender al visitante que se encuentra en un lugar privilegiado. Desde este punto hay posibilidad de realizar ascensiones y caminatas por las numerosas rutas disponibles. Más información en Turismo de Aragón

Castillo de Loarre

LoarreA 35 kilómetros de Huesca nos encontramos con una de las visitas más impactantes que se pueden hacer en Aragón: el fantástico Castillo de Loarre, una de las fortificaciones más impresionantes que existen en nuestro país, conservado en unas condiciones inmejorables. Hay que desviarse un poco de las etapas marcadas, pero os bien merece la pena, no te arrepentirás. Este imponente monumento medieval está considerado como una de las mejores construcciones de arquitectura militar y civil que hoy en día se pueden admirar. Es, desde el punto de vista arquitectónico y escultórico, uno de los ejemplos más perfectos del arte románico en España y Europa. Ocupa un espectacular asentamiento sobre un elevado peñasco de unos 2.200 metros cuadrados y está rodeado por una larga muralla exterior, alcanzando todo el conjunto una superficie total de unos 10.000 metros cuadrados. La visita resulta impactante e inolvidable. El castillo, que se puede visitar de forma libre o a través de visitas guiadas, es uno de destinos principales y más importantes del turismo en Aragón. Su imagen es tan llamativa que varios directores de cine han elegido este castillo como escenario para sus películas, siendo la más famosa El reino de los Cielos, de Ridley Scott.
Más información en Turismo de Aragón

Hacia el Valle del Aragón por Huesca, Jaca y Canfranc

Huesca es una pequeña y acogedora ciudad que se sitúa de camino tanto a Torreciudad como a Lourdes (por el Somport), partiendo de Zaragoza. Uno de sus edificios más importantes es la Catedral, templo gótico mandado levantar por Jaime I sobre la antigua mezquita musulmana. En el exterior destaca la bella fachada con portada que cuenta con una espléndida decoración. El Altar Mayor guarda el maravilloso retablo de Damián Forment, representando la Pasión de Cristo. Al lado de la catedral se encuentra el Museo Diocesano, que ofrece auténticas maravillas de arte sacro en sus diferentes salas de orfebrería, arte medieval, renacentista y barroco. Frente a la Catedral se levanta el Ayuntamiento, bello ejemplo de arquitectura civil del renacimiento aragonés. La Iglesia de San Pedro el Viejo, declarado Monumento Nacional en 1885, es un bello ejemplo de la arquitectura románica aragonesa y una de las joyas arquitectónicas del patrimonio monumental de la ciudad y del Alto Aragón.

Su claustro, uno de los elementos más bellos, data de 1149 (ha sido restaurado posteriormente). Dentro del claustro se encuentra la capilla de San Bartolomé, que alberga el Panteón Real, donde se encuentran los restos de los reyes Alfonso I “El Batallador” y Ramiro II “El Monje”, que murió en este lugar cuando era monje benedictino. Este último, rey de Aragón entre 1134 y 1137, es famoso por la leyenda de “La Campana de Huesca”, trágica historia que recae sobre su figura. La emblemática Plaza de Navarra está presidida por el Casino, edificio modernista que junto a la Fuente de las Musas, hace de este lugar un bello rincón. Cerca de Sabiñánigo se puede realizar “La Ruta del Serrablo”, formada por varias iglesias románicas construidas entre los siglos X y XI, con unas características propias de esta zona y que constituyen un patrimonio único y singular.

Llegamos a Jaca, importante centro turístico y de deportes de invierno. Aquí podemos visitar una verdadera joya del románico español, la Catedral de San Pedro. Fechada en el siglo XI, este edificio constituye uno de los tesoros artísticos más importantes de Aragón y de la península, ya que fue la primera gran construcción románica en España. La catedral de Jaca, además de ser admirada por su arquitectura exterior, lo es también por su rica y variada decoración escultórica en capiteles, muros y basas. En este aspecto, hay que destacar el conocido “ajedrezado jaqués”, un tipo de ornamentación basado en pequeños cilindros alineados. El antiguo claustro de la catedral acoge el Museo Diocesano con una exposición permanente de los fondos artísticos de la diócesis. Para muchos expertos, se trata de una de las mejores pinacotecas en cuanto al románico se refiere. Su colección está considerada como una de las mejores a nivel internacional en pintura mural románica y gótica. La sala Bagüés está considerada como la “Capilla Sixtina” de la pintura románica. La visita a la ciudad se completa con la Ciudadela, una impresionante fortaleza militar con forma pentagonal, la Torre del Reloj, el Fuerte del Rapitán (antigua fortaleza militar ubicada sobre una colina desde donde se divisa toda la ciudad) o la Iglesia de Santiago.

CanfrancYa casi en la frontera con Francia llegamos a Canfranc, en tiempos villa importante dentro del territorio nacional por su estratégica ubicación fronteriza. Aquí podemos ver una de las estaciones ferroviarias más bellas e imponentes del país inaugurada por el rey Alfonso XIII en 1925. Lamentablemente, se cerró al tráfico en 1945 por desacuerdos políticos con el gobierno francés.

Más información en Turismo de Aragón

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Desde Aínsa cogemos un desvío y nos dirigimos a Boltaña, importante enclave dentro de la comarca con un interesante casco antiguo de calles y casas de piedra construidas en pendiente, de los siglos XVI al XVIII. Las casas conservan los antiguos portales, escudos y forjados. Dentro de este conjunto monumental destaca la impresionante Colegiata gótica de San Pedro. Su excelente ubicación permite al visitante acceder en un corto espacio de tiempo a innumerables atractivos turísticos de la zona. Llegamos a Broto. Merece la pena recorrer su entramado urbano formado por un conjunto de calles irregulares donde se pueden ver excelentes ejemplos de arquitectura popular realizadas en piedra sillar con robustos muros en los que se abren bonitas ventanas y balconadas. Entre estas construcciones destacan el molino, el batán y la casa-fuerte utilizada en tiempos pasados como cárcel. Dentro del pueblo se encuentra la cascada de Sorrosal, un espectacular salto de agua que proporciona una bonita estampa.

Ordesa y Monte PerdidoTras atravesar el pueblo de Torla (punto desde donde salen los autocares para acceder a Ordesa) llegamos al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, declarado como tal en 1918 y cuya gestión pertenece en exclusiva a la Comunidad Autónoma de Aragón. La orografía está dominada por el macizo del Monte Perdido (3.355 m.), con las cimas de las Tres Sorores, desde donde derivan los valles de Ordesa, Pineta, Añisclo y Escuaín. El valle de Ordesa, el principal y más extenso, tiene el mérito de ser el embrión del actual parque nacional, siendo el principal punto de entrada a éste y el sector que en la actualidad recibe más número de visitantes. El acceso al parque es libre y gratuito, excepto en Semana Santa y del 1 de junio al 31 de agosto y fechas de septiembre y octubre (Puente del Pilar). En esas fechas, se pone en marcha un servicio de autobuses desde Torla para acceder al valle de Ordesa, prohibiéndose el acceso en turismo.

En 1997 recibió el máximo galardón por parte de la Unesco, siendo declarado el parque Patrimonio Mundial de la Humanidad, junto con los glaciares de la vertiente francesa. Diversas excursiones de distinta dificultad harán posible disfrutar y gozar de la grandeza de este paraje natural de excepcional valor, como las que llegan hasta la Pradera de Ordesa o al Mirador de Calcilarruego, la Cola de Caballo u otras mucho más exigentes como el Circo de Cotatuero o el mismísimo Monte Perdido.

Más información en Turismo de Aragón

Entorno de Montserrat

El Santuario de Montserrat, enclavado en un idílico entorno natural, es un lugar lleno de historia, leyenda y cultura.

El Parque Natural de la montaña de Montserrat

El Parque Natural de la Montaña de Montserrat es una montaña diferente. Un macizo único en el mundo por sus dimensiones y sus formas singulares y espectaculares. La montaña fue declarada oficialmente Parque Natural en 1987 para garantizar su conservación y es el Patronato de la Montaña de Montserrat quien lo gestiona.

La palabra ‘mont’ significa monte y ‘serrat’ significa serrado en catalán, así que Montserrat significa Monte Serrado. Tal nombre le viene dado a causa de su peculiar morfología en la que parece como si la montaña estuviera serrada. El origen geológico de este macizo es sedimentario. Las rocas de Montserrat son muy duras y muy resistentes a la erosión. El viento y la lluvia a lo largo del tiempo han modelado las agujas o monolitos hasta darles formas muy diversas. La imaginación popular ha asociado estos contornos a figuras humanas o de animales, les ha dado nombre y ha inventado leyendas que explican su origen fantástico. Su pico más alto es el Sant Jeroni (San Jerónimo), con 1.236 metros. El conjunto tiene unos 10 kilómetros de longitud y unos 5 de anchura, y abarca un perímetro de 45 kilómetros cuadrados. El conjunto de la montaña parece más alto porque se eleva bruscamente desde el río Llobregat hasta la cumbre.

Oficina de información de Montserrat: de lunes a viernes de 9 a 18.45 h. Fines de semana y festivos de 9 a 19.45 h. Tef.: 93 877 77 77
www.montserratvisita.com
informacio@larsa-montserrat.com

El Museo

El Museo de Montserrat es uno de los más interesantes de Cataluña por la variedad e importancia de las piezas que contiene. Por esta razón resulta imprescindible dedicar tiempo suficiente para la visita de esta valiosa pinacoteca y para el disfrute de las magníficas pinturas que posee. Sus diferentes salas exponen más de 1.300 piezas que abarcan un amplio periodo cronológico. La mayor parte de las obras con las que cuenta son donaciones de particulares hechas al monasterio con el deseo de que sean accesibles para el público en general. El monasterio, continuando con el espíritu de divulgación y cuidado de la cultura, cumple con esa voluntad. Así pues, la visita al museo ofrece la posibilidad de conocer un poco más la historia de Montserrat y la de Cataluña a través de su arte.

Las colecciones expuestas al público son:
Exposición de arqueología del Oriente bíblico: cuenta con objetos representativos de las culturas de Mesopotamia, Egipto, Chipre y Palestina.
Colección de pinturas de los siglos XIII – XVIII: los autores más representativos incluyen a Luca Giordano, A. Vaccaro, Tiepolo, Berruguete, Caravaggio, El Greco, Morales…
Conjunto de objetos litúrgicos de los siglos XV-XX relacionados con Montserrat: constituye una excelente muestra de la orfebrería en estos siglos.
Exposición Nigra Sum: presenta una magnífica colección iconográfica dedicada a la Virgen de Montserrat a lo largo de los siglos (pinturas, esculturas, grabados, medallas…).
Pintura y escultura contemporánea catalana e impresionista de los siglos XIX-XX: una completa colección que incluye obras de pintores tan representativos como Picasso, Dalí, Rusiñol, Nonell, Mir o Casas entre otros. Esta colección se completa con obras de la pintura impresionista francesa (obras de Monet, Sisley, Degas, Pissarro…) y de otros pintores contemporáneos (Sorolla, Zuloaga, Julio Romero de Torres…)

Horario de visita: De lunes a viernes: de 10.00 a 17.45 h Fines de semana y festivos: de 10.00 a 18.45 h
Más información: informacio@larsa-montserrat.com – Tef.: 93 877 77 77

Los funiculares de Montserrat

El Funicular de San Joan Este funicular permite gozar de una impresionante vista panorámica de la montaña de Montserrat. Una vez en lo alto, a 1.000 m. de altitud, el mirador nos ofrece una perspectiva a vista de pájaro del monasterio, así como unas panorámicas incomparables de las comarcas cercanas y de los Pirineos. En la estación superior de Sant Joan se podrá visitar el Aula de la Naturaleza donde encontraremos información sobre la historia de la montaña, sus características climáticas, fauna y flora. En la cumbre, desde el Llano de las Tarántulas, cabe la posibilidad de realizar alguna de las excursiones o paseos señalizados, con diferentes niveles de dificultad y duración. La subida con el funicular de Sant Joan es un viaje espectacular, con un vehículo que supera una pendiente máxima del 65%, con un recorrido de 503 metros en siete minutos. Inaugurado en el año 1918, este funicular fue construido para unir la parte exterior del monasterio con la ermita de Sant Joan, ubicada en la parte alta del macizo, donde también se encuentra el mirador. El objetivo inicial era el de trasladar a los peregrinos y visitantes hasta los lugares más emblemáticos de la montaña. El éxito propició que en 1926 se hiciera uno nuevo de mayor capacidad. En 1997 se modernizaron las instalaciones y se dotaron los funiculares de nuevos vehículos panorámicos para gozar plenamente del viaje.

El Funicular de la Santa Cova Este funicular une el santuario con la primitiva cueva adosada a la roca donde, según la leyenda, unos pastores encontraron la imagen de la Virgen de Montserrat. El funicular llega al lugar donde comienza el Rosario monumental, el conjunto escultórico al aire libre más importante del modernismo catalán, con obras de Antonio Gaudí y Josep Llimona, entre otras, y allí se encuentra también una exposición dedicada a los funiculares y su historia. Su origen al igual que el de Sant Joan fue el de trasladar a los peregrinos y visitantes a este lugar sagrado donde se apareció la Virgen.

El funicular recorre un trazado de 262 metros y supera un desnivel de 118 metros, hecho que permite gozar al pasajero de un fantástico viaje.

 

Más información en la Oficina de Información de Montserrat: de lunes a viernes: de 9.00 a 18.45 h. – Fines de semana y festivos: de 9 a 19.45 h. Tfn.: 93 877 77 77 –
informacio@larsa-montserrat.com

Itinerarios y paseos desde el monasterio

Itinerario 1.- Monasterio-Los Degollados-Monasterio Desnivel: 15 m Recorrido: 3,20 km Duración: 50 min. Dificultad: Muy baja Este camino está flanqueado por el encinar propio del clima Mediterráneo, con el sotobosque de arbustos como el durillo, el acebo o el rusco. Es un camino tranquilo, que invita al recogimiento, ornamentado con monumentos a artistas y cerámicas de diferentes advocaciones marianas. Seguir la calle principal dirección al aparcamiento del santuario. Al llegar al edificio Mirador dels Apòstols, coger el camino que sale al lado izquierdo, paralelo a la carretera. Al cabo de unos 25 min. se llega a la gruta de Los Degollados (Els Degotalls), donde antiguamente goteaba agua filtrada de entre las rocas. El regreso por el mismo camino.

Itinerario 2.- Monasterio-Santa Cueva-Monasterio Desnivel: 125 m Recorrido: 2,70 km Duración: 1 h. 30 min. Dificultad: Baja La tradición sitúa el encuentro de la imagen de la Virgen de Montserrat en el lugar que actualmente ocupa la Santa Cueva. La capilla es del siglo XVIII. Es remarcable el conjunto monumental formado por los misterios del Rosario dispuestos a lo largo del camino. Es necesario dirigirse a la estación del Aeri de Montserrat y bajar por las escaleras que quedan a la izquierda de la estación del Cremallera. Se coge el camino pavimentado que baja entre la estación y las vías del Cremallera y al cabo de 20 min se llega a la estación inferior del funicular de la Cueva. Se continúa por el camino del Rosario, amplio y flanqueado por monumentos que reproducen los misterios de la vida de Jesús y María y, en 20 min. más, se llega a la Capilla de la Santa Cueva. Se regresa por el mismo camino.

MontserratItinerario 3.- Estación superior del funicular de Sant Joan-Sant Jeroni-Plano de los Pájaros-Monasterio Desnivel: 524 m Recorrido: 7,50 km Duración: 2 h. 30 min. Dificultad: Media Itinerario de interés extraordinario hasta la cumbre, con espectaculares panorámicas sobre el macizo y buena parte de Cataluña. Se toma el funicular de Sant Joan y, una vez se sale de la estación superior del funicular, girar a la derecha y seguir el camino señalizado. Pocos metros más adelante, cuando el camino gira hacia la izquierda, se podrán observar las agujas conocidas como La Prenyada, L’Elefant, La Mòmia y la Momieta. A los 12 min. se llega al pie de la Gorra Frígia, una aguja característica con una cruz encima. Si se mira más abajo, desde la barandilla, se ve el Monasterio. Después de un paso entre rocas, hay un mirador a mano izquierda. El camino se dirige hacia la cabecera del valle, entra en el bosque y, a los 35 min., cruza el Torrente de Santa María por un puente de madera. Seguidamente, continuar hacia arriba por un tramo pavimentado. A la derecha se identifica el cruce por donde después volver. A los 60 min. aproximadamente se llega a la ermita de Sant Jeroni, donde el camino se divide. Continuar por la izquierda, en subida, y a 1 h. y 10 min. se llega a la cima Sant Jeroni (1.236 m). Una mesa de orientación permite identificar el relieve que nos rodea, desde los Pirineos hasta Els Ports y Mallorca. Se regresa por donde hemos venido hasta el cruce del tramo pavimentado (1h. 30 min.), cogiendo el camino de la izquierda que baja zigzagueando, y que lleva hasta el Plano de los Pájaros (Pla dels Ocells, 2 h.). En este cruce, coger el camino que lleva al Monasterio. Pasar por debajo de la Panxa del Bisbe y comenzar un largo descenso por las escaleras que, a través del Pas dels Francesos, llevará al Monasterio.

Itinerario 4.- Estación superior del funicular de Sant Joan-Camino de las Ermitas-Santa Cueva-Monasterio Desnivel: 375 m Recorrido: 5,20 km Duración: 1 h. 50 min. Dificultad: Media Caminata por la vertiente sur de la montaña, con terreno irregular, a menudo pedregoso. Enlaza con el itinerario 2 en la Santa Cueva. Desde la plaza del Monasterio, se toma el funicular de Sant Joan. Una vez en la estación superior, se coge el camino ancho pavimentado que sube a la izquierda hasta la loma y, a continuación, empieza el descenso hacia el Pla de Sant Miquel (20 min.), donde se llega a un cruce. Seguir por el camino que indica Santa Cueva y a los 35 min. el camino gira bruscamente, desde donde se ve una bonita panorámica del río Llobregat y de las sierras de Sant Salvador, Puigventós, Sant Llorenç y el Montseny. A los 45 min. se llega a un cruce. Dejar las marcas de GR (blancas y rojas) a la derecha y continuar el camino de la izquierda que lleva a la Santa Cueva (1 h). A partir de aquí continuar por un camino pavimentado y con un tramo de fuerte subida al final. Llegada al Monasterio en 50 min. desde la Santa Cueva.

Itinerario 5.- Estación superior del funicular de Sant Joan-Camino de la Fuente Seca-Camino de les Baterias-Monasterio Desnivel: 250 m Recorrido: 5,20 km Duración: 1 h. 45 min. Dificultad: Media Recorrido por la vertiente meridional de Montserrat hasta el camino que comunicaba el Monasterio con Collbató. La instalación de cañones en puntos estratégicos de su recorrido durante la Guerra de la Independencia (inicio del s. XIX) le dio el nombre actual de Baterias (Bateries). Este camino transcurre en todo momento por la solana. Predominio de plantas mediterráneas aromáticas y medicinales. Se toma el funicular de Sant Joan y, nada más salir de la estación superior, hay que coger el camino en dirección a la ermita de Sant Joan. Se pasa por debajo de la Gorra Marinera (8 min.). Pocos metros más adelante, a mano izquierda, se encuentra un sendero señalizado hacia el valle del torrente de la Font Seca (11 min.), donde se inicia la bajada. A los 35 min., enlazar con el camino de les Bateries, que seguiremos en suave subida hacia la izquierda. A 1 h. 20 min., se llega al Pla de Sant Miquel, donde se tiene que seguir recto, en dirección a la ermita de Sant Miquel, que ya se puede ver desde aquí. Más adelante hay una desviación a la derecha hacia la Cruz de Sant Miquel, con una impresionante panorámica sobre el Monasterio. Volviendo de la Cruz sólo queda la vuelta hacia al Monasterio a través del encinar (1 h. 45 min.).

NORMAS Y RECOMENDACIONES GENERALES: • El relieve montserratino es complicado. A menudo presenta paredes nada visibles desde arriba. No salir de los caminos marcados y en caso de pérdida, retroceder hasta el último punto conocido aunque tengan que subir. • En Montserrat hay pocas fuentes. Lleven agua. • Está prohibido hacer fuego en todo el Parque Natural. • La captura y la recolecta de animales, rocas, minerales y plantas están prohibidas. • Está prohibido tirar cualquier tipo de basura. Guardar en la mochila y tirarla en los contenedores.
Más información en la Oficina de Información de Montserrat: De lunes a viernes,de 9.00 a 18.45 h. – Fines de semana y festivos: de 9 a 19.45 h. Tef.: 93 877 77 77 – informacio@larsa-montserrat.com

Entorno de Lourdes

La ciudad mariana de Lourdes dispone de lugares que bien merecen una visita. Déjate seducir…

Castillo-Fortaleza de Lourdes

Magnífico ejemplo de fortaleza pirenaica que domina la ciudad y ofrece al visitante una espectacular vista de Lourdes, el santuario y los Pirineos.
Declarado Monumento Histórico, ha sido testimonio de la historia de la villa desde el siglo XI al XIX.
En él se encuentra el Museo de los Pirineos, una de las colecciones más importantes sobre la historia de estas montañas y de la vida cotidiana de franceses y españoles.
La riqueza y variedad de la cultura montañesa se conoce a través de la exposición de mobiliario y objetos, costumbres, prácticas agrícolas y pastorales o ritos funerarios.

Pic du Jer o Pico del Jer

El Pico del Jer domina toda la ciudad y desde lo alto se puede contemplar uno de los panoramas más bellos de los Pirineos. Es reconocible por una gran cruz que se ilumina al caer la noche. Se puede acceder a la cima a través de un funicular, que va ofreciendo al pasajero unas vistas increíbles. Desde lo alto, en un mirador 360º, se observan los valles de los Pirineos, la ciudad de Lourdes, Pau y Tarbes.

Parque Nacional de los Pirineos Franceses

Lourdes-PirineosLourdes se encuentra muy cerca del Parque Nacional de los Pirineos, el gran espacio natural de los Pirineos franceses que se extiende a lo largo de unos cien kilómetros.Seis grandes valles conforman este extenso territorio que ofrecen un mosaico de atractivos y bellezas naturales: desde extensos bosques hasta altas cimas, pasando por espectaculares cascadas, circos y vistas panorámicas. De todo este patrimonio natural, destacan tres lugares: el circo de Gavarni, a unos 55 kilómetros de Lourdes, un lugar imponente y suntuoso, es quizás el más emblemático de este patrimonio natural. Inscrito en la UNESCO desde 1997 por sus valores naturales y culturales; el Puente de España, en el corazón del Parque Nacional de los Pirineos, donde se puede disfrutar de una fauna y flora excepcionales; el Pic du Midi que ofrece unas vistas y paisajes extraordinarios

Las Grutas de Bhétharram

A 15 km. de Lourdes, un fantástico recorrido sobre 5 niveles superpuestos permite descubrir formaciones geológicas sorprendentes, a través de estalactitas, estalagmitas, calcitas y marmitas. Tremendamente espectaculares, estas grutas tienen un desnivel de 800 m.
La mayor parte del recorrido se realiza en una barcaza sobre el agua que fluye por el interior.
Descubiertas por exploradores británicos, estas cuevas constituyen la formación natural más grande de toda Francia, y sin duda, una de las más bonitas en su género.

Entorno de Meritxell

Meritxell es una joya ubicada entre montañas, en el País de los Pirineos. Andorra te propone múltiples alternativas, tu eliges.

La Casa de la Vall

Andorra-Casa de la VallEn el corazón del casco antiguo de Andorra la Vella se encuentra la Casa de la Vall, el monumento con más simbolismo del Andorra.
Se trata de un voluminoso edificio del año 1580 construido bajo el estilo de las grandes masías catalanas, y que fue la sede del Consejo General (actual parlamento de Andorra) hasta el año 2012, año en que se construye la nueva sede, junto a la antigua.
En ella se celebraban las reuniones de los representantes de las parroquias del país y servía también como sede judicial.

 

Andorra-Casa de la VallLa visita guiada por el interior del edificio permite recorrer diversas estancias y salas, así como los jardines. Historia, belleza, importancia política… Muchos son los motivos que convierten a la Casa de la Vall en uno de los monumentos más importantes del Principado.

 

Localización: Carrer de la Vall, s/n
Más información: Tef. +(+376) 750 100
info@oficinaturisme.ad
www.visitandorra.com

El Románico andorrano

Como ocurre en otros muchos lugares de los Pirineos, Andorra se encuentra en un emplazamiento fronterizo, en una confluencia de vías y caminos que unen el norte y sur de Europa. Con el paso de los siglos, esta posición geográfica ha dado lugar a una serie de mezclas y fusiones tanto artísticas como sociales que tuvieron posteriormente una materialización concreta a través de diferentes manifestaciones. El arte románico y prerrománico andorrano son un claro ejemplo de estas manifestaciones de alto valor artístico, siendo hoy uno de los emblemas del país. Las diferentes iglesias y construcciones que se pueden visitar repartidas a lo largo del país constituyen una manera privilegiada de conocer la historia y la cultura del Principado. El románico andorrano nos lleva más allá del propio edificio: nos interrelaciona con las antiguas comunidades religiosas, con los centros de la vida espiritual y social de las comunidades que habitaron estas tierras hace siglos. Andorra cuenta con más de cuarenta iglesias románicas que, arquitectónicamente, se caracterizan por ser construcciones sencillas, de pequeñas dimensiones y de ornamentación austera, pero que transmiten una belleza y una espiritualidad sin límites.

Entre éstas, destacan las siguientes:

– San Joan de Caselles: cercana al Santuario de Meritxell, está considerada como una de las construcciones más importantes del arte románico del principado. En su interior guarda un Cristo en estuco único en el mundo (s. XII)
– Santuario de Canòlich: en Sant Julià de Loria, es una de las ermitas más veneradas. Su ubicación, más alejada que muchas otras, hizo que la devoción se conservase intacta desde tiempos pasados.
– San Martí de la Cortinada: iglesia románica del s. XII, en la que se pueden admirar unas pinturas murales realizadas a finales del siglo XII, así como retablos, rejería y otras obras de decoración.
– Iglesia de Santa Coloma: en Santa Coloma-Andorra la Vella, es un bello ejemplar cuyo principal atractivo es su singular campanario circular de estilo románico-lombardo, único en Andorra y uno de los pocos que se conservan en los Pirineos.

San Joan de Caselles – Santuario de Canòlich – San Martí de la Cortinada – Iglesia de Santa Coloma

Existen muchas más iglesias que podrían completar esta visita, repartidas a lo largo del territorio, y que son ejemplos vivos de esta manifestación tan específica del país.
Citar la iglesia de Sant Esteve, de origen románico pero con importantes modificaciones posteriores conservando de la etapa románica el ábside semicircular, la iglesia de Sant Climent de Pal (La Massana), la iglesia de Sant Cerni de Nagol (Sant Julià), la iglesia de Santa Eulalia (en Encamp) con el campanario románico más alto de Andorra o la iglesia de San Miquel Engolasters (en Escaldes-Engordany), con un retablo románico que merece la pena ser visitado.

Más información: Tef. + (376) 750 100
info@oficinaturisme.ad
www.visitandorra.com

El País de los Pirineos

La naturaleza es otro de los grandes activos de este país. Andorra, el ‘País de los Pirineos`, es naturaleza en estado puro. Los paisajes más habituales que se pueden contemplar están formados por montañas, ríos, lagos, bosques, fuentes, prados, bordas… Con estos elementos, es fácil adivinar la espectacularidad y esplendor de los mismos.
Andorra dispone de más de más de 70 lagos y más de 80 picos de más de 2.000 metros de altura, lo que permite disfrutar de unos paisajes maravillosos. Los lagos de montaña son una de las riquezas paisajísticas más importantes del Principado ya que la belleza que otorgan es un atractivo difícil de encontrar en otros lugares.

AndorraLa naturaleza aquí es un gran escenario que continuamente regala a los peregrinos y visitantes fotografías inolvidables. Formando parte de este magnífico patrimonio natural se encuentran tres grandes espacios protegidos: El Valle del Madriu-Perafita-Claror, situado entre las parroquias de Escaldes Engordany, Encamp, Andorra la Vella y Sant Julià de Lòria, fue declarado en el año 2004 por la Unesco Patrimonio Mundial en la categoría de Paisaje Cultural por su alto valor estético, histórico y cultural. El Parque Natural de Sorteny, en Ordino, con gran interés estético, paisajístico y recreativo. El Parque Natural de Comapedrosa, en La Massana, donde se encuentra la cima más alta del país (2.942 m.) y que goza de imponentes paisajes de alta montaña con numerosos lagos, saltos de agua y fuentes.

Más información: Tef. + (376) 750 100
info@oficinaturisme.ad
www.visitandorra.com

Desconecta en Andorra

Andorra es un destino precioso donde se puede disfrutar de Meritxell, el gran descubrimiento de la Ruta Mariana, de su naturaleza y de su cultura en forma de construcciones románicas y museos. Pero una vez satisfechos estos objetivos principales, recomendamos dedicar un poco de tiempo a uno mismo a través del ocio, el relax y el entretenimiento. La propuesta aquí es amplia y variada, y nos ofrece un conjunto de actividades relacionadas con los deportes, la diversión, los balnearios, el entretenimiento…

Naturaleza en AndorraLos paisajes nevados, las iglesias románicas cubiertas o la espectacularidad de las montañas blancas son postales difíciles de obtener en otro lugar, recuerdos que deben quedar inmortalizados en nuestra cámara. Para aquellos que deseen completar la visita a Meritxell con un poco de aventura, Andorra dispone del recinto esquiable más grande del sur de Europa. Las estaciones de Grandvalira y Vallnord ofrecen más de 300 km. de pistas para disfrutar del esquí y los deportes de nieve. En Naturlandia se puede disfrutar del esquí de fondo y realizar salidas nocturnas con moto de nieve, y por todo el país, se pueden realizar numerosos itinerarios con raquetas de nieve y esquí de montaña. En verano, estos dominios ofrecen actividades en plena naturaleza: bike parks donde practicar descensos en BTT, karts de montaña, kayac en los lagos y muchas otras propuestas en medio de un gran escenario natural.

Tobotronc

Naturlandia es un parque de aventuras y educativo, donde adultos y niños aprenden y conviven con la fauna y flora típica de los Pirineos. El espacio cuenta con un parque de animales situado a 2.000 metros de altitud, indicado especialmente a las familias, en donde se pueden ver osos pardos, lobos, gamos, ciervos y marmotas. El parque dispone de otras actividades como quads eléctricos, tiro con arco, inflables…pero también otras para los más adultos como la tirolina, el Airtrekk o el impresionante Tobotronc, el tobogán alpino más largo del mundo (3,5 km.), que discurre por la ladera de la montaña, atravesando un bosque de coníferas, y que realiza un descenso desde los 2.000 m. hasta los 1.600 m.

Caldea e Innu

Los paseos en bici, el senderismo, el trekking o las caminatas permiten gozar de la naturaleza en todas sus versiones. La oferta se completa con el centro (balneario) termolúdico de aguas termales de Caldea e Inúu, un lugar ideado para relajarse y disfrutar del agua, ubicado en pleno centro comercial. Las aguas termales que brotan a 70ºC, son especiales por sus propiedades y aportan al cuerpo beneficios, ayudando al descanso y a recuperar la vitalidad y el bienestar. El espacio cuenta con una gran laguna interior y exterior, así como multitud de propuestas: jacuzzis, chorros de masajes, baños hindo-romanos, saunas, hammans, saltos de agua, piscinas con aguas a diferentes temperaturas, espacio wellness, etc.

Más información: Tef. + (376) 750 100
info@oficinaturisme.ad
www.visitandorra.com

ASOCIACIÓN PARA LA PROMOCIÓN DE LA RUTA MARIANA

La APRM es una asociación sin ánimo de lucro constituida por los santuarios del Pilar, Torreciudad, Meritxell, Montserrat y Lourdes, cuya finalidad general es la promoción de esta ruta mariana, de sus santuarios y del conjunto histórico, artístico y natural de las regiones donde están enclavados.

OFICINA DE PROMOCIÓN

C/ Cádiz 12
50004 – Zaragoza (España)
+34 976 794 225

Web financiada por:

Colaboran:

C
.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies